La Comisión de Comercio de la Cámara de Diputados de la Nación buscará hoy el acuerdo para derogar ocho artículos de la Ley Nº 26.736, aprobada por el kirchnerismo en 2011, que fue pensada para democratizar la producción y comercialización de papel para diarios. La iniciativa, presionada por distintos sectores empresariales del periodismo e impulsada por el bloque justicialista de Diego Bossio, dejaría sin efecto los artículos 20, 21, 24, 25, 26, 27, 40 y 41, pensados para concebir de “interés público al papel de diario” y quitar los privilegios comerciales a La Nación y Clarín.

El proyecto va en línea con los reclamos de la empresa Papel Prensa y de diarios del interior del país, agrupados en la Cooperativa de Provisión de la Prensa Argentina (COOPPAL), quienes sostienen que la ley “impide la libertad comercial, encarece los insumos y obstaculiza inversiones”.

El proyecto va en línea con los reclamos de la empresa Papel Prensa y de diarios del interior del país, agrupados en la Cooperativa de Provisión de la Prensa Argentina (COOPPAL).

En primer lugar, el proyecto de ley de Bossio propone derogar el artículo 20, hecho que eliminaría “la obligación de comercializar el papel para diario a un precio único y público de pago” –establecido por una fórmula específica definida en la ley–. Este artículo evita que las proveedoras de este insumo puedan vender a un valor preferencial a ciertos medios –en especial Clarín y La Nación–, en perjuicio del resto.

En tanto, la derogación de los artículos 24, 25, 26 y 27 afectaría la regulación de la cantidad de producción nacional y de importación de pasta celulosa y papel para diarios, pensada para asegurar el abastecimiento pleno del mercado local.

el proyecto de ley propone derogar el Artículo 20, hecho que eliminaría “la obligación de comercializar el papel para diario a un precio único y público de pago”.

En el caso del artículo 25, los fabricantes de pasta celulosa y de papel para diarios deberían comprometer una proyección de capacidad a tres años en función de los programas de inversión que van a llevar adelante. Según el artículo 26, la “Comisión Federal Asesora para la Promoción de la Producción y Uso Sustentable de Pasta Celulosa y de Papel para Diarios” determinaría el máximo de producción nacional y las necesidades de importación para abastecer al mercado local.

Por su parte, los artículos 40 y 41 están destinados al rol del poder público en la capacidad operativa, financiamiento y abastecimiento de la producción de papel. En caso de derogarse ambos, reduciría el papel del Estado en estos puntos.