La crisis económica que desataron las políticas económicas de Cambiemos profundizaron la pérdida de empleo durante los meses de septiembre y octubre, con mayor énfasis sobre la actividad industrial, que representó el 74% entre despidos y suspensiones. En este lapso ascendieron a 20.872 casos, siete veces más que en el mismo período del año anterior, cuando hubo 3.087 casos.

Los datos son aportados por un informe del Centro de Economía Política (CEPA), donde se señala que a lo largo de los diez meses transcurridos de 2018 la cantidad total de fuentes de trabajo destruidas fueron 56.969, 15.825 del empleo público y 44.144 del privado.

La nota sobresaliente del proceso de caída de los puestos de trabajo es la referida a la actividad industrial, sector más castigado. Entre los motivos de despidos sobresalen los cierres de fábricas. “Es de destacar que uno de cada nueve despidos de los primeros diez meses del año se relaciona con cierre de empresas o plantas. En el caso de la industria, la proporción es aún mayor: uno de cada siete casos está vinculado a cierres”, afirman desde el centro de economía dirigido por el economista y concejal de San Martín Hernán Letcher.

Tras recurrir al Fondo Monetario Internacional (FMI) luego de las corridas cambiarias, la alianza Cambiemos avanzó en políticas de ajuste y monetarias de altas tasas de interés que afectan el sistema productivo, condición que se traslada al deterioro laboral en comparación con el año pasado.

“Si se consideran los datos de los primeros diez meses de 2017, los despidos y suspensiones en el mismo período de 2018 superan en 28.193 casos a los del año anterior”, sostuvieron. “Esto representa un incremento del 88% en 2018 respecto de 2017. Si se considera el bimestre septiembre-octubre, la diferencia alcanza los 17.785 casos, un incremento del 576%”, añadieron.

Otro aspecto que destaca el informe es que, así como a principios de año los despidos prevalecieron en el sector público por los recortes en el personal del Estado, en la actualidad las evoluciones se equipararon por la fuerte suba de despidos en el sector privado durante septiembre y octubre.

El CEPA detalló que en lo que va del año se registraron 59.969 cesantías y suspensiones, de las cuales 15.825 corresponden a empleados públicos y 44.144 al sector privado. Los sectores que presentaron un mayor número de despidos fueron la industria, con 33.478 casos, el Estado –ya sea en el Ejecutivo o en empresas de capital estatal–, con 15.827, y la prestación de servicios, con 9.270.