Con la paritaria sin cerrar a un mes del fin del ciclo lectivo, los docentes bonaerenses denunciaron irregularidades en la liquidación de sus salarios correspondientes a octubre. Las sumas a cuenta de futuros aumentos que dio el gobierno a través del Decreto 1145/18, por fuera del acuerdo salarial, implicó que muchos reciban descuentos por Ganancias, lo cual provocó descontento en medio del fuerte proceso inflacionario que deteriora el poder adquisitivo. Desde ayer los sindicatos realizan relevamientos para establecer claridad en medio de la incertidumbre.

El gobierno optó por aplicar aumentos por decreto tras el fracaso de la última negociación paritaria en la que el Frente de Unidad Docente (FUDB) rechazó un aumento del 30% porque significa “una pérdida de poder adquisitivo” frente a la suba de los precios. Los gremios advierten que esas sumas son “arbitrarias” y no componen salario.

“Esto deviene de la unilateralidad con la que se viene manejando el gobierno provincial en relación con los salarios docentes. Nunca nos comunicaron cómo se iban a integrar esas sumas en el salario. En consecuencia, ahora se aplican descuentos en el marco de un proceso inflacionario”, dijo a Contexto Silvia Almazán, secretaria general adjunta de Suteba.

“Nunca se previó y entendió qué era lo que se estaba cobrando, y esto genera angustia, porque así como no se previó cómo iba a ser el aumento, tampoco se pudo prever si iba a intervenir la AFIP o no en relación con los descuentos, y hoy la pérdida de pesos para los docentes provoca indignación entre los compañeros”, añadió la dirigente.

“Vidal descuenta ganancias donde no las hay”, señalaron desde Suteba La Plata. “La propia provincia además retiene en concepto de ganancias, cuando ella misma es quien define un decreto y es la primera en saber que no corresponde en un supuesto retroactivo (desde enero) descontar ganancias”, afirmaron.

Los gremios evalúan esta semana en asambleas qué medidas de fuerza tomar. No se descartan nuevos paros y movilizaciones. En tanto, desde el gobierno habían adelantado que no llamarán a una nueva reunión paritaria hasta diciembre.

Desde el gremio de docentes privados Sadop también cuestionaron los “descuentos indebidos” y exigieron una “inmediata resolución”.

“Esta situación es la consecuencia directa de la falta de diálogo del gobierno de Vidal, quien solamente supo imponer autoritariamente su monólogo”, remarcaron. Y agregaron: “La política salarial llevada adelante por la gobernadora demuestra una vez más su costado arbitrario e insensible, despojando a los trabajadores de su sustento básico”.

Preocupación por el salario y el ajuste para 2019

En el sindicalismo de los estatales bonaerenses hay una gran preocupación, además del aspecto salarial, por los impactos que tendrá para los sectores trabajadores, para las áreas de salud, educación y políticas sociales y de la producción, el ajuste en la provincia producto del Presupuesto 2019 nacional, que descarga en buena medida el costo del ajuste en el distrito que gobierna Vidal.

Desde las dos CTA se han expresado contra el Presupuesto 2019 provincial, donde se estipula que los salarios estarán por debajo de la inflación y el aumento del pago de la deuda en comparación con el periodo 2018 sube en un 100%, superior a las partidas para educación (35%), salud (28%) y ciencia y tecnología (2%).

Mientras desde la CTA Autónoma sus gremios hacen un acampe frente a la Legislatura contra el ajuste, desde la CTA de los Trabajadores mantendrán reuniones con legisladores de la oposición para hacerle frente al presupuesto de Vidal.

En el sector docente en particular el panorama se complejiza, teniendo en cuenta que durante este año fueron insistentes los reclamos por “salarios y escuelas dignas”. Y fueron reiteradas las denuncias de falta de inversión en el sistema educativo, que tuvo como consecuencia la explosión en Moreno. Por eso los números del Presupuesto 2019 vuelve más incierto el próximo año.