Priorizando el recital de Roger Waters y una feria gastronómica en la República de los Niños, el intendente de La Plata Julio Garro rechazó la realización de la Marcha Provincial del Orgullo TLGBI alegando una falta de personal de seguridad. Sin embargo, la Comisión Organizadora decidió que se hará igual, responsabilizando al Ejecutivo municipal de cualquier hecho de violencia que pueda ocurrir hacia quienes se movilizan.

Desde la Comisión, informaron que vienen reuniéndose desde abril para organizar la quinta edición de la Marcha, cumpliendo los requisitos administrativos correspondientes para realización del evento. Sin embargo, a tan solo unos días, se encontraron con la prohibición del Ejecutivo local.

“La decisión política de Cambiemos es apoyar y brindar seguridad a otros eventos que se realizarán ese mismo día, negándonos y coartándonos la libertad de expresarnos y manifestarnos públicamente”, advirtieron en un comunicado.

“No nos sorprende en nada. Julio Garro tiene antecedentes de prácticas trans-lesbo-odiantes. En su campaña electoral, en 2015, dijo que a las compañeras trans y travestis no nos daría el cupo laboral, sino ayuda psicológica. Esto se traduce en una ideología que tiene toda la alianza Cambiemos”, recordó Araida García, integrante de OTRANS y de la Secretaría de Diversidad de la Facultad de Periodismo.

Araida García (Otrans): “Julio Garro tiene antecedentes de prácticas trans-lesbo-odiantes. En 2015 dijo que a las trans y travestis no nos daría el cupo laboral, sino ayuda psicológica. Esto se traduce en una ideología que tiene toda la Alianza Cambiemos”.

La Marcha del Orgullo provincial pone la T delante, como una decisión política de visibilizar al colectivo trans/travesti, el más relegado de la comunidad, que en La Plata tiene una de las expresiones más crueles no sólo con la nula implementación del Cupo Laboral Trans, sino con la persecución en la zona roja. Esa situación de hostigamiento es denunciada por la Comisión Organizadora como “el laboratorio del accionar policial desmedido y represivo hacia el colectivo LGBTI, particularmente al colectivo trans y travesti”.

En este marco, consideran que la negativa no es un hecho aislado, “sino que responde a un contexto represivo del actual gobierno de (Mauricio) Macri, (María Eugenia) Vidal y Garro”.

Desde el Frente de Organizaciones TGLBI vienen denunciando desde 2016 un fuerte recrudecimiento de la violencia hacia las mujeres trans, las razzias, las torturas, los maltratos y la persecución policial. Un hecho que fue advertido incluso por el Comité contra la Tortura (CAT) de la ONU, que puso “especial énfasis” en sus recomendaciones al Estado argentino “en las requisas vejatorias de personas transgénero y travesti en la vía pública y en los puestos policiales, así como las detenciones en condiciones humillantes, particularmente en la provincia de Buenos Aires”, según relataron participantes de esa reunión internacional.

Sin embargo, en la capital de la provincia de Buenos Aires nada se ha hecho. La integrante de OTRANS consideró que, mientras suceden estos hechos de violencia, “Garro no hace nada. Creó una Dirección de Diversidad que está funcionando en el Pasaje Dardo Rocha pero solamente se encarga de dar preservativos. No se traduce en políticas concretas para prevenir, formar y disminuir los actos de violencia, enmarcados en una violencia institucional”. En este marco, “al no hacer nada, lo termina legitimando”.

Lejos de brindar soluciones, el Código de Convivencia –rechazado con una contundente marcha la semana pasada– criminaliza la oferta sexual. Con gran porcentaje de la población trans de la ciudad recurriendo a la prostitución como fuente laboral, este anteproyecto genera gran preocupación. “Es alarmante que Garro no quiera implementar el Cupo Laboral Trans pero con el Código de Convivencia quiera sacar todo trabajo de la calle”, consideró García.

El Cupo Laboral no se cumple en la Municipalidad de La Plata en sintonía con el cajoneo que hizo la gobernadora María Eugenia Vidal, que no reglamentó la iniciativa aprobada en el Congreso bonaerense. En este marco, desde el Frente TLGBI llaman a movilizarse “en defensa de nuestros derechos, de la democracia y para decirle a Vidal ¡Basta de torturar y matar a travestis y trans!”, y a Garro “¡No al código de convivencia!”. Asimismo, responsabilizan al gobierno provincial y municipal por cualquier tipo de violencia generada hacia quienes se movilizan.

Desde la Comisión Organizadora convocan este sábado 10 de noviembre a partir de las 14 hs a Plaza San Martín, donde habrá música en vivo, talleres y feria de artesanos. Posteriormente se movilizará a una larga marcha que pasará por el Municipio y volverá hacia Gobernación.