Por Ramiro García Morete
(Foto: Santiago Goicochea)

“¿Qué está pasando en VT Records?” Cuando hace unos años el estudio estaba situado sobre calle 1, los cuatro dormían en un mismo cuarto. Porque el estudio, en verdad, era uno de los dos cuartos de un pequeño departamento que con diversos trabajos y horarios los cuatro sostenían igual que su amistad desde la infancia. No les importaba dormir apretados y repartidos en dos cuchetas, porque era más importante liberar esa otra habitación para que una computadora, dos pequeños parlantes y un teclado condensaran las ideas que traían desde 2008. O mucho antes de crear una banda que va más allá de sus cuatro integrantes y más allá del hip hop. Casi un modo de vida y una ética de convivencia basada en caminar prolijo y respetar reglas propias y ajenas. Como la de la música a toda hora cuando el Estudio se mudó a Tolosa, durmiera quien durmiera en una casa donde el que no estaba tatuando estaba descansando de haber fumigado o cualquier cosa por ganar el mango y compartirlo.

“¿Para qué te sirve esa plata en el cajón/ si podemos tomar un par de vinos entre un montón?”

Esa casa transitada por numerosas amistades y custodiada por el canino Sandro, a veinte metros de la sala de sus amigos rockeros de Güacho. Porque, aunque los cuatro conserven los mismos principios desde que llegaron desde la capital de Río Negro a la capital de Buenos Aires, siempre supieron que la música es música y que todo se aprende. Por eso, en poco tiempo se los vio compartir cartel o escenario con bandas o circuitos a los que pocos artistas de rap accedieron en la ciudad. Con un sonido propio y contemporáneo, pero respetando la vieja escuela, líricas más cerca de la convicción que de la arrogancia y un carisma arrollador, Viedma Tripulación se convirtió en uno de los shows más atractivos del under platense. Tres mc’s distintos y complementarios (Karman, sólido, Gero Dh, fresco, y Yako, directo) sobre los pegadizos beats disparados por DJ Plagui, la banda decidió cambiar de aire y mudarse a Capital.

“Sobreviviendo en la ciudad representando a Viedma cada vez que hacemos ruido/ prefiero más tiempo que plata a más plata que tiempo/ lo material no importa cuando se persigue un sueño”.

¿Qué está pasando en VTR? Yako responde: “Estamos grabando algún que otro tema de los que habían quedado fuera del disco. Pero estamos en un proceso tranquilo. Estamos laburando algunas cosas como solistas cada uno. Planeando cosas… siempre”. La paciencia para tomar pasos seguros parece ser un sello distintivo de VT que en La clave es no partir y Originales y sencillos hits alcanza un elevado nivel de producción: “Fue clave para nosotros. Porque fuimos aprendiendo muchas cosas por necesidad de la banda y manejarnos independientemente”. Y agrega: “No sacamos material por sacar”.

“VT se fue haciendo una forma de vida. Eso también se fue reflejando a lo largo de diez años. Evolucionó en muchas cosas pero se mantuvo esa esencia que se refleja en el vivo. La conexión con la gente no te la da una escucha en YouTube o en Spotify.”

Respecto de la explosión masiva que el hip hop ha tenido en los últimos tiempos, Yako asegura que lo viven como algo común. “Al estar tantos años en la movida, ya vimos pasar mucho. Gente que fue y vino. El punto es no centrarse y creer que es todo el cien por ciento eso, porque sino después en la primera que hiciste otra cosa te tildan de no sé qué. En ese aspecto siempre hicimos lo mismo. Nunca cambiamos ni la estética ni la gente con la que andamos. Está bueno que se dé así, hace que se escuche un montón el género. Y que pasen cosas que eran impensadas hace años.”

Mientras el trap explota y muchos raperos celebran el lujo y el poder, los VT se ríen de ello en temas como “Cuando tenga un Hummer”. Otra diferencia con buena parte del género es que VT no tiene letras sexistas e inclusive hay versos que señalan ciertos abusos, como “mientras se encierra y se escabia una botella haciendo que las marcas aparezcan en ella… en su mujer, ¿en qué cabeza cabe?”.

Yako responde con naturalidad: “Es que no tiene que estar esta ola de todo lo que está pasando para darnos cuenta desde que somos realmente chicos que hacemos música y que trasmitimos todo el tiempo. Y más cuando te escucha público muy joven como nos pasó a nosotros. Las situaciones siempre las manejamos”.

Con el corazón y varios versos dedicados a su ciudad de origen, La Plata tiene un lugar importante también en su memoria: “Después de llegar a La Plata seguíamos siendo nosotros, viviendo juntos, fue importante. Estamos seguros de que vamos a seguir haciendo música toda la vida. La música que siempre hicimos siempre fue en serio y fue pensada para mostrar eso. La música es música”.

Viedma Tripulación se acerca a estos pagos: este jueves en City Bell a las 21 hs en Las Pintas (calle 473 bis y 13 c).