Estudiantes de escuelas técnicas de más de treinta distritos educativos de la provincia se movilizaron en La Plata desde Plaza Italia hasta la Dirección General de Cultura y Educación para manifestar su rechazo a la reforma curricular que planea aplicar la cartera que conduce Gabriel Sánchez Zinny.

Con banderas de sus centros de estudiantes, alumnos y alumnas de la capital bonaerense, Berazategui, Avellaneda, Quilmes, Moreno, Merlo, Ituzaingó, Tigre, Escobar, José C. Paz y Malvinas Argentinas, entre otros partidos, avanzaron por Diagonal 74 a lo largo de tres cuadras con cánticos contra las políticas de ajuste para la educación de los gobiernos de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal.

Facundo Díaz (estudiante de la Escuela Técnica Nº 6 de Quilmes): “Es para que la discusión sobre la reforma sea más abierta y participativa, con todos los espacios educativos”.

Acompañados por padres, madres, gremialistas y docentes, se concentraron en la puerta del Ministerio, donde referentes estudiantiles tuvieron una audiencia con Lucía Galarreta, directora provincial de Educación Técnica, que le habían solicitado meses atrás. Los reclamos se venían llevando a cabo desde julio, cuando se conocieron los proyectos de la reforma. Ayer esos reclamos se concentraron en la movilización.

A través de la firma de un acta, se estableció la creación de una comisión conformada por funcionarios, gremialistas, estudiantes y padres. “Es para que la discusión sobre la reforma sea más abierta y participativa, con todos los espacios educativos”, dijo a Contexto Facundo Díaz, estudiante de la Escuela Técnica Nº 6 de Quilmes y miembro de la Coordinadora de Estudiantes Técnicos y Agrarios de Buenos Aires (CETABA).

Al igual que los docentes, cuyos gremios han cuestionado en duros términos los cambios curriculares, los y las estudiantes remarcaron que la medida conlleva un recorte de entre 1.100 y 1.400 horas en el trayecto formativo para los títulos de técnico medio, lo cual equivale a un año de estudio. “Estamos en contra de todo tipo de ajuste para las escuelas técnicas. No estamos de acuerdo con los recortes en materias de ciencias sociales y a su vez no fuimos parte del proyecto”, afirmó Díaz.

En el caso de los y las docentes, la reforma crea puestos de trabajo que no existen en el escalafón estatutario, modifica las condiciones de trabajo y de acceso a los cargos. Todos estos puntos son parte de un proyecto que no se volvió oficial pero que llegó a mitad de año a manos de los sindicatos, que no fueron convocados para debatir estos significativos cambios.

Un historia de subejecución y recorte

En este sentido, los recortes de esta reforma también tienen un fuerte rechazo por haber sido inconsultos. Así actuó el gobierno de María Eugenia Vidal a la hora de aplicar otras medidas, como el cierre de escuelas rurales y del Delta, de bachilleratos para adultos, y la disolución de los Equipos de Orientación Escolar (EOE), que fueron recortados a uno por distrito.

Desde la asunción de Cambiemos, docentes y estudiantes advierten sobre las medidas que han desfavorecido a las escuelas técnicas. Sobre todo, la subejecución presupuestaria por parte del Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET), organismo encargado de administrar el Fondo Nacional de Educación Técnica Profesional (ETP) que financia a las escuelas técnicas, agrarias, centros de formación profesional e institutos técnicos superiores, según la Ley N° 26.058 de 2005 que estipuló el actual plan de estudios.

En 2016, Sánchez Zinny era el titular del INET y durante su gestión la ejecución presupuestaria para este sector del sistema educativo fue sólo del 12%.

A esta subejecución por parte del gobierno nacional se le suma la función de la provincia, encargada de pagar los sueldos a los docentes. A un mes y medio de finalizar el ciclo lectivo, Vidal no ha ofrecido una propuesta que reponga la pérdida de poder adquisitivo de los y las docentes. En el último encuentro ofreció un 31% a diciembre, cuando para esa fecha se prevé una inflación acumulada en el año de alrededor del 45%.

De cara a lo que viene, el subsecretario de Educación Técnica y Agraria de Suteba, Gustavo Lappano, señaló que el Presupuesto 2019 que tuvo media sanción en la Cámara de Diputados del Congreso implica “un recorte presupuestario para la educación técnica profesional de más de 4 mil millones de pesos”.

Gustavo Lapano (subsecretario de Educación Técnica y Agraria de Suteba): “Esto se da en un contexto de ajuste, con el país en recesión, con caída de la actividad industrial y las dificultades que hay para conseguir trabajo”

“Le vamos a pedir audiencia a los senadores para que no aprueben ese presupuesto”, dijo Lappano en diálogo con Contexto.

“A muchos de estos chicos no los afecta el proyecto porque muchos egresan y sus cohortes no se verían afectadas, pero ellos entienden que esto se da en un contexto de ajuste, con el país en recesión, con caída de la actividad industrial y las dificultades que hay para conseguir trabajo. Por eso bancan la escuela en la que están estudiando”, sostuvo.