Por Pauloni Silvina Mariel*

En el marco del despiadado ajuste que realiza el gobierno en los medios públicos a través de Hernán Lombardi, titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos (SFMyCP), Cablevisión decidió eliminar de la grilla del abono básico, a partir de este mes, la señal estatal PakaPaka. El abandono y el recorte presupuestario que el SFMyCP les impuso a los medios estatales se traduce en menos pantallas con escasas producciones nuevas y cada vez menos audiencias.

PakaPaka y Encuentro emergieron hace algunos años en la televisión argentina y lograron mostrar que con buenas producciones y contenidos se puede hacer una programación educativa de calidad, entretenida y pública; cosechando desde premios Martín Fierro hasta distinciones internacionales, al punto de que varios de sus programas fueron nominados a los Emmy.

PakaPaka salió al aire en septiembre de 2010 y Encuentro en marzo de 2007. El canal infantil surgió como una franja dentro de Encuentro, el primer canal público, cultural y educativo, que creó el Ministerio de Educación en 2005. Unos años después se transformó en una señal con marca propia: fue el 17 de septiembre de 2010, con emisiones las veinticuatro horas por los sistemas de cable y la TDA (Televisión Digital Abierta), aunque Cablevisión (la mayor empresa de televisión por cable del país) se resistió poco más de un año a subir la señal a la grilla.

La televisión educativa y cultural conformada durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner logró captar la atención de los chicos y así obligó a visibilizar otros relatos y poner ideas en tensión. Acercó a los niños al conocimiento, la historia, la cultura y la ética a través de dibujos animados. Esto fue lo que se buscó con la llamada “televisión educativa y cultural”. Interpelar a los niños como ciudadanos y no como meros consumidores, reconocerle a la televisión un valor fundamental perdido, el de integrador social. Hoy esta televisión cultural e inclusiva para los pibes está a punto de desaparecer.

“La asombrosa excursión de Zamba”, que nació como un proyecto del canal Encuentro en 2010 para luego integrar la grilla de PakaPaka, estableció nuevas reglas de juego para el mercado comunicacional. Emergieron relatos democratizadores que impregnaron los mecanismos que implementaron la Televisión Digital Terrestre, y que condujo a pensar la TV como un espacio participativo y construcción ciudadana.

Este crecimiento del canal infantil público comenzó a molestar a los cableoperadores amigos del poder. De acuerdo con lo establecido por la AFSCA, que reemplazó al COMFER en su Resolución 296, hubo un ordenamiento de las señales con prioridad absoluta de los medios públicos argentinos. La Resolución 296/2010 establecía que los cableoperadores debían ordenar las señales de sus grillas de programación de forma tal que todas las que correspondieran al mismo rubro se encontrasen ubicadas en forma correlativa, empezando por las señales producidas por el Estado nacional. Aun así, PakaPaka no fue incluida en las grillas de Cablevisión sino hasta enero de 2014.

Cuatro años más tarde, con la complicidad de la política neoliberal de este gobierno que le quita a los más débiles y beneficia a los poderosos, finalmente Cablevisión logró desterrar el canal infantil y firmarle la sentencia de muerte.


*Codirectora de CeidTv, FPyCS, UNLP.