La delegación de Melchor Romero echó, sin dar explicaciones, a dos cooperativistas que se desempeñaban en el barrido de la vía pública. Este viernes, cuando fueron a reclamar por sus puestos de trabajo junto a compañeros, compañeras y dirigentes gremiales de la CTA Autónoma, la respuesta del Municipio de Julio Garro fue la agresión de la Policía Local que se apostó en la puerta del Centro Comunal (168 y 518).

Las trabajadoras de la delegación de Melchor Romero fueron despedidas sin causa.

“Las echaron de un día para el otro, de palabra, porque su condición de trabajo era muy informal, no tienen contrato”, dijo a Contexto Germán Mogilner, miembro de la CTA Autónoma Regional La Plata a la que pertenecen las dos trabajadoras, quien estuvo presente durante el conflicto.

Las cooperativistas se acercaron a la delegación para hablar con el delegado Fabián Perunetti, quien les había comunicado el despido el jueves, con el fin de que se revierta la medida. Ambas son sostén de sus familias y cobran cinco mil pesos por mes.

“Nos dijo que él no tiene nada que ver, que le dijeron ‘de arriba’. No sabemos de dónde. Alguien iba a venir a darnos explicaciones. Esperando eso, nos metimos en la delegación, no por la fuerza porque es un edificio público, y ahí vino la policía a decirnos que nos teníamos que ir. Nos empujaron hacia afuera, a algunos compañeros los agarraron del cuello, los patearon y nos sacaron para afuera”, detalló Mogilner.

“nos metimos en la delegación, no por la fuerza porque es un edificio público, y vino la Policía: Nos empujaron, a algunos los agarraron del cuello, los patearon y nos sacaron”

La policía copó la delegación.

“Las trabajadoras piden salarios y condiciones laborales dignos, porque trabajan sin guantes y sin calzado en condiciones y que distan mucho de ser seguras; y la respuesta de Garro ante esto es la represión”, añadió Mogilner.

Tras los forcejeos y golpes de la policía, llegaron a la delegación ocho móviles policiales, entre patrulleros y camionetas.

No fue el primer conflicto de este tipo en la delegación de Romero. En julio, trabajadores y trabajadoras habían cortado la avenida 520 a la altura de 169 en protesta contra el despido de ocho trabajadoras que dependían del Centro Comunal de la localidad del oeste del Gran La Plata. En ese caso también los reclamos habían apuntado al delegado Fabián Perunetti, acusado de maltrato laboral y bajos sueldos.