José María Ramallo fue visto por última vez el viernes pasado frente a su casa de Berisso, en 82 y 129, cuando salía a hacer una changa. Desde entonces no se sabe nada de él. El joven de veinticinco años padece un retraso madurativo, por lo que se intensifica la búsqueda. Es primo de Johana Ramallo, quien ya lleva más de un año desaparecida.

Según relató su madre Sandra, José María había sido “contratado” por un vecino de la zona para hacer una changa en el campo, entregándole doscientos pesos como adelanto de pago. El viernes, día de concretar el trabajo, el hombre lo pasó a buscar. “Entró a trabajar y nunca salió”, explicó su madre, quien detalló que este vecino “siempre lo amenazaba, siempre sacaba un arma y tenía problemas con nosotros”.

En este marco, la familia y la policía se acercaron a dialogar con el vecino pero negó todo, y afirmó que el joven le había pedido plata porque su hija estaba con convulsiones, algo que fue desmentido por la familia de José María.

“Me pareció raro que le diera trabajo y le ofrezca plata, teniendo problemas con nosotros”, comentó Sandra, y dijo que su hijo nunca se hubiese ido sin su documento.

El martes, alrededor de doscientos policías, bomberos y personal de Defensa Civil salieron a rastrillar un predio de extensas dimensiones lindero a su casa en Villa Progreso, pero dio negativo. Ahora las pistas apuntan a La Plata.

Según explicó en declaraciones radiales el fiscal Marcelo Romero, a cargo del operativo, el muchacho “ha sido visto en diferentes lugares desde el viernes”, por lo que la investigación sigue en el centro, así como también en el predio de Berisso.

Romero manifestó que la familia está pasando por un momento “traumático” y, teniendo en cuenta los quince meses de la desaparición de Johana, “es una carga extra que les suma angustia”. En este marco, el funcionario judicial pidió la colaboración de la población para encontrarlo. “Si alguien lo ve, lo aconsejable es retenerlo”, recomendó el fiscal en diálogo con 221 Radio.

Si alguien tiene información, puede comunicarse con el Gabinete de Búsqueda de Personas (0221 423-1726) o la Oficina de Operaciones (0221 453-1272) de la Policía bonaerense.