En las primeras horas de la maratónica jornada de debate por el Presupuesto 2019, referentes de la oposición manifestaron su profundo rechazo al proyecto que busca aprobar el macrismo y que es observado como una orden directa del FMI. Ya sea a través de la tendencia en las redes #NoAlPresupuesto o en declaraciones a diversos medios, figuras de distintos sectores de la oposición expresaron su rechazo, puertas afuera del Congreso, en el marco de una masiva movilización popular.

“¿Por qué hay que decir No al Presupuesto? Reducciones del 48% en vivienda y urbanismo; del 23% en educación y cultura; 20% en asistencia social; 6% en servicios sociales; 8% en salud; 17% en agua potable; 20% en alcantarillado; 30% en trabajo”, manifestó la presidenta del bloque de diputados provinciales de Unidad Ciudadana, Florencia Saintout.

La de la legisladora es parte del conjunto de voces opositoras que rechazan el Presupuesto 2019. Saintout agregó que el presupuesto “que armó el FMI y que el gobierno quiere aprobar mañana en un trámite exprés comprometerá el futuro del sistema científico nacional”, y que es “un presupuesto de la crueldad”.

Su compañero de bancada, Miguel Funes, sostuvo que el presupuesto “viene con más tarifazos y menos aumentos de sueldo”. Y agregó: “Con nuestro esfuerzo subsidiamos a unas pocas empresas”. En sintonía, el gremio bancario se movilizó a las puertas del Congreso.

El referente del Frente Gremial Docente, Roberto Baradel, también declaró su repudio al “recorte brutal de presupuesto a la educación que envió el gobierno nacional”, y afirmó que el proyecto “no lo escribió el gobierno, lo escribió el FMI”. Baradel llamó a rechazar de plano la baja del 39% en inversión en formación docente que prevé el Ejercicio 2019.

Los intendentes del Gran Buenos Aires también se convocaron al Congreso para decirle “No al Presupuesto”. Entre ellos, el intendente de Avellaneda Jorge Ferraresi apuntó: “Con el presupuesto que propone, el gobierno vuelve a bajar la inversión en educación y sigue creciendo el gasto en intereses de deuda y timba financiera. Por eso sostenemos que es un presupuesto de ajuste”.

Otro jefe comunal que compartió el repudio fue el de Ensenada, Mario Secco, quien fue lapidario: “Cambiemos le puso el moño al país y lo rifó al mejor postor. Ni lento ni perezoso, el FMI aprovechó la entrega de Macri y compañía para volver a atarnos la soga al cuello. Entre sus medidas, el organismo diseñó nuestro presupuesto, elaborado para ajustar y lastimar al pueblo”.

El rechazo de las Madres de Plaza de Mayo

También la Asociación Madres de Plaza de Mayo y su titular Hebe de Bonafini marcharon al Congreso “en repudio al proyecto de , que consagra el hambre y la entrega del país. Las Madres te convocan a sumarte para defender la Patria”, dijeron.

Ante la amenaza cierta de represión policial a las columnas que llenaron la Plaza de los dos Congresos, las Madres llegaron con máscaras antigases. La reacción de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, ante las manifestaciones populares, les dio la razón: la policía reprimió duramente con balas de goma y gases lacrimógenos.