Tras una polémica sesión de Comisión que finalizó ayer con el dictamen final enviado a las 11 de la noche, el debate en el Congreso por la media sanción del Presupuesto 2019 inició hoy y se prevé que la jornada se extienda unas quince horas con fuertes cruces por parte de la oposición, que buscará frenarlo.

Puertas afuera del palacio legislativo, una multitud de organizaciones sociales y manifestantes expresan el rechazo categórico al proyecto oficialista que observan como una orden directa del Fondo Monetario Internacional.

Fernando Espinoza (diputado nacional, FPV-PJ): “se presiona a gobernadores y diputados a través de distintas formas. sabemos que hay gobernadores que han dicho que si no votan a favor no les mandan plata para las deudas de sus Provincias”.

Con fuertes expectativas surgidas en las últimas horas, las miradas están ahora depositadas en qué posición asumirán los diputados y diputadas de los distintos bloques e interbloques.

Desde el sector que nuclea a Unidad Ciudadana, el FpV y sectores del PJ adelantaban que no darían quórum, aunque finalmente la sesión contó con la mayoría necesaria en el recinto. En tanto, las fichas del oficialismo están puestas en el interbloque justicialista Argentina Federal que adelantó su adhesión, o en las abstenciones del Frente Renovador liderado por Massa.

“Día a día vemos cómo se presiona a gobernadores y diputados a través de distintas formas. Sabemos que hay gobernadores que han dicho que si no votan a favor no les mandan plata para las deudas de sus provincias. Lo más importante hoy es hablar de lo que van a sufrir comerciantes, pequeños y medianos industriales, productores, chacareros, jubilados, los jóvenes”, expresó Fernando Espinoza, de la bancada del FpV-PJ, minutos antes de ingresar al recinto.

El objetivo principal es que la media sanción no se apruebe, vuelva al Ejecutivo y se revea. El dictamen fue enviado al final del martes y no hubo tiempo de discutirlo, según denunció la oposición, hecho que definió como una “falta de respeto a las instituciones democráticas”. El sindicalista y legislador kirchnerista Hugo Yasky denunció que el Congreso amaneció vallado. No fue el único.

A su vez, las organizaciones sociales buscarán presionar desde las calles durante la jornada. Daniel Menéndez, referente de Barrios de Pie, aseguró: “Vamos a estar acá para manifestar nuestra preocupación y para que nos vean la cara a los trabajadores mientras votan. Todos sabemos las consecuencias de este presupuesto”.

Mientras tanto, la tensión crece de cara a cómo podrían aliarse o “dividirse las aguas” en el arco opositor frente a las posturas que adopten durante la jornada. “Para nosotros es invotable el Presupuesto. Necesitamos modificaciones a los artículos y sabemos que con este Congreso vallado no podemos votar en contra del pueblo”, aseguró Felipe Solá, ahora del nuevo bloque Red por Argentina, quien adelantó que su bancada tampoco iba a bajar a dar quórum. En esta misma línea se pronunció su par Facundo Moyano, que junto a Solá y Leonardo Grosso rompió de manera reciente con el massismo para armar un espacio propio.

Por su parte, según expresó la camporista Mayra Mendoza, la propuesta del oficialismo “es una propuesta del FMI”. En la previa, sostuvo: “Este es un condicionamiento hacia el gobierno por parte del poder internacional. No queremos que sea un presupuesto de recorte, ajuste y entrega. Por ejemplo, va a haber un recorte de 20 millones de pesos en la lucha contra la violencia de género. Lo único que aumentó es el pago de intereses de deuda. Es una vergüenza”.

felipe solá (diputado nacional, red por argentina): “Para nosotros es invotable el presupuesto. Necesitamos modificaciones a los artículos y sabemos que con este Congreso vallado no podemos votar en contra del pueblo”.

“La Comisión fue un circo para llegar al día de hoy. Por eso vemos el Congreso vallado. Es peor que la Reforma Previsional, que el pago a los buitres. Los que voten este presupuesto no tienen vergüenza ni corazón. Dentro del presupuesto el valor del dólar está a 40 pesos, Marcos Peña dijo que podría llegar a estar a 50 pesos. Es un presupuesto invotable y quien lo vote es cómplice del hambre”, agregó la diputada Mendoza.

Entre las modificaciones de último momento de anoche se destaca la aprobación de 6.500 millones de pesos para la creación del Fondo Compensador del Transporte, como parte de una serie de reclamos de municipios del interior.