Trabajadores docentes, médicos, judiciales, del Astillero Río Santiago, auxiliares de la educación y de la Administración Pública se movilizaron en conjunto y de manera masiva a la Gobernación en rechazo de la política salarial del gobierno de María Eugenia Vidal. Fue en el marco de un paro de 24 horas que hicieron los sindicatos que representan a estos sectores y que se extiende también para hoy en el caso de los docentes. Pidieron “salarios dignos” y valoraron la “unidad” alcanzada para hacer frente al ajuste de Cambiemos.

Desde las 11, los gremios confluyeron en la Plaza Olazábal (7 y 38) y desde allí marcharon por Avenida 7 hasta Plaza San Martín, donde se realizó el acto central. Las dos columnas que encabezaron la marcha fueron los estatales y médicos por un lado, y a un costado el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB). Sostuvieron banderas extendidas a lo ancho con las consignas “Unidad contra el ajuste” y “Salarios dignos”. Más atrás acompañaban las organizaciones sociales Barrios de Pie y CTEP, mientras que en Plaza Italia se sumaron los judiciales (AJB) y otras organizaciones.

Durante el acto central, el titular de Suteba, Roberto Baradel, se dirigió a la gobernadora: “Le decimos basta de políticas de ajuste”, afirmó. “En lugar de ir a dar un reportaje a IDEA, ¿por qué no prueba resolver las quinientas escuelas que hace más de dos meses que no tienen clases en la provincia de Buenos Aires?”, sostuvo el gremialista.

Baradel apuntó a Vidal: “En lugar de ir a dar un reportaje a IDEA ¿por qué no prueba resolver las 500 escuelas que hace más de dos meses que no tienen clases?”.

Los gremios que integran el FUDB (Suteba, FEB, Sadop, Amet y Udocba) habían rechazado la semana pasada en la reunión paritaria un aumento del 30% a diciembre porque significaba “una pauta salarial a la baja”. También pidieron mayor inversión en los comedores escolares y mejoras en las condiciones edilicias de las escuelas de la provincia.

“Esta debe ser una de las peores gestiones que ha tenido la provincia de Buenos Aires, sin ninguna duda, porque en usted gobernadora se concentra un cóctel peligroso entre abandono, desidia, insensibilidad, autoritarismo, ajuste e incapacidad”, lanzó Baradel, quien repudió que el gobierno “quiera convertir la paritaria docente en una oficina de notificaciones del gobierno”. Y definió: “No va a conseguir de estos dirigentes sindicales que le firmen una pauta salarial a la baja a espalda de los compañeros”.

El titular de ATE, Oscar de Isasi, calificó de “contundente” el paro en hospitales, escuelas y dependencias públicas. “Los hospitales funcionan como si fuera feriado o domingo, los organismos de niñez trabajan como si fuera un fin de semana y el Poder Judicial en su mínima expresión. El paro es contundente y claro, es un fuerte respaldo a la lucha por salarios dignos”, remarcó.

De cara al tratamiento de la Ley de Presupuesto, los gremios coincidieron en rechazar un “presupuesto de ajuste” de acuerdo a las exigencias del FMI de “ajuste cero”, y adelantaron que movilizarán al Congreso el día que se vote el proyecto.

Las aulas, vacías

Suteba señaló que el paro en las escuelas tuvo un 90% de adhesión “ante la preocupante situación del salario docente y de las escuelas que no están en condiciones”, afirmaron en un comunicado.

También rechazaron la medida que tomó el ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, quien, según indicaron desde el gremio, envió inspectores a controlar qué docentes habían faltado a dar clase. “Es un sinvergüenza”, dijo Baradel.

“Villegas, si hubiera mandado inspectores a Moreno antes de lo de Sandra y Rubén, cumpliendo con su responsabilidad, es muy probable que Sandra y Rubén estuvieran aquí con nosotros. Los vamos a denunciar por abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público”, agregó el gremialista.

Los docentes participarán la semana próxima del paro nacional que hará Ctera para el miércoles 24 de octubre contra los recortes en el presupuesto educativo que prevé el Presupuesto 2019.