Por Ramiro García Morete

Este viernes a las 19 hs comienza la quinta edición de la Bienal Universitaria de Arte y Cultura bajo la consigna “Algo en común”. Con entrada libre y gratuita, más de 130 propuestas tendrán lugar en una verdadera celebración que contará con el Centro de Arte de la UNLP (48 e/ 6 y 7) como sede central y se extenderá hasta el sábado 27. “Cada Bienal va aumentando el número. La primera fue en 2010, para el Bicentenario. Y hubo alrededor de ochenta. Cada Bienal aumenta la cantidad de artistas y cátedras que quieren participar”, se enorgullece la secretaria de Arte y Cultura de la UNLP, Mariel Ciafardo, que tiene a cargo la realización del evento.

Entre las actividades destacadas en esta edición se encuentra la presentación de la obra Tabicados, dirigida e interpretada por Pompeyo Audivert, el sábado 20 en el Centro de Arte de la UNLP, y la presentación de Kotringo, compositora, pianista y cantante japonesa que está realizando su primera gira en el país y realizará un concierto compartido con el quinteto local Cribas, el viernes 26 a las 20 hs en el Auditorio. Además participarán otros artistas reconocidos en el país e internacionalmente, así como artistas jóvenes, graduados y estudiantes de la Universidad.

Ciafardo destaca que “estos jóvenes son los nuevos artistas emergentes de la ciudad. Es importante que esto se realice porque representa la posibilidad de exhibir, que es un momento difícil para el artista y hay que aprenderlo durante la carrera. Y por supuesto participan artistas que no pertenecen al ámbito académico o que ya no y tienen una carrera profesional. Hay de todo y de todas las disciplinas. Espectáculos de teatro, de danza, de plástica, de música”.

Todas las actividades se presentarán en el Centro de Arte de la UNLP, ubicado en el edificio Karakachoff (48 e/ 6 y 7) y también en diversos escenarios de la ciudad, como la Facultad de Bellas Artes, el edificio de Presidencia, el Taller de Teatro de la UNLP, los colegios de la UNLP, el Centro de Arte Experimental Vigo, la Casa de la Cultura, parques y plazas públicas, entre otros.

En tiempos de políticas excluyentes y crisis económica, la coyuntura no es ajena a la Bienal. “Obviamente los trabajadores del arte recibimos un fuerte impacto de la crisis -se explaya Ciafardo-. Aunque no lo quiero distinguir tan tajantemente de otros trabajadores que realmente la están pasando muy mal. Pero es cierto que a la derecha el arte le molesta muchísimo. Porque es una invitación a las interpretaciones y a complejizar la percepción del mundo… el arte finalmente es eso. Por lo cual suele ser la primera actividad que se recorta. Veamos lo que ocurrió en el INCAA, en la ENERC, lo que ocurre con todos programas que alientan la producción artística. Esto por un lado. Por el otro, todo lo que afecta a la industria afecta al arte”.

Sin embargo, aclara que “por decisión política de la UNLP, nada se ha dejado de hacer en esta área. Tenemos un presupuesto votado y las partidas para este tipo de programas. Tenemos proyectos, una megamuestra para el año que viene… Nuestra Universidad ha decidido que esto es prioritario y se vuelve una especie de cosa rarísima. Porque realmente los museos de La Plata están en condiciones terribles, con cero presupuesto literalmente. Están cerrando centros culturales. Los espacios, para los artistas tanto como para el público, para acceder está siendo muy difícil”. Por ello se encarga de aclarar que la Bienal es gratuita.

Retomando el contexto, remarca que la consigna “Algo en común” es lo suficientemente amplia para que el artista interprete del modo que le parezca. “Pero evidentemente aparece la cuestión de la crisis, las políticas del macrismo, cuestiones de género, el aborto… Aparecen por supuesto metaforizadas, porque el arte no habla de modo directo o literal”.

El domingo 27 se realizará un gran cierre musical con la presencia de Isla Mujeres y Mostruo! a las 20 hs en el estacionamiento del Edificio de Presidencia de la UNLP (47 y 7).

Ciafardo no sólo convoca a la Bienal, sino que destaca la importancia del Centro de Arte: “Es una oportunidad para que se sepa que este lugar es de todos. Creo que va a ayudar a la articulación entre la gente y la Universidad, en una ciudad donde el peso específico es realmente enorme. Y tenemos muchas ganas de que vengan los niños y jóvenes”.