Por Pablo Pellegrino

Minutos después de la presentación que realizó el presidente Mauricio Macri junto a la diputada Elisa Carrió y el ministro de Producción y Trabajo Dante Sica del programa para pymes Argentina Exporta, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) difundió su informe sobre la Utilización de la Capacidad Instalada de la Industria (UCI), que por cuarto mes consecutivo mostró registros mucho más bajos que el año pasado.

Según el relevamiento que realiza el INDEC sobre grandes empresas industriales, la UCI se ubicó en el 63% en agosto, cuatro puntos menos que el mismo mes del año pasado, cuando se había registrado una utilización del 67,3%. La sensible baja contra el año pasado, sin embargo, es una mejora contra el mes de julio de 2018, cuando el indicador mostró su peor registro: 60,1%.

El rubro con peor desempeño volvió a ser el textil, que operó, según el organismo que conduce Jorge Todesca, a un 53,4%, lo que implica una diferencia de más de quince puntos porcentuales contra el mismo mes del año anterior. Productos de Caucho y Plástico, Industria Automotriz, Sustancias y Productos Químicos, Metalmecánica y Edición e Impresión terminaron con niveles inferiores al 58%.

Los que menor capacidad ociosa tuvieron fueron Industrias Metálicas Básicas (85,2%), Refinación de Petróleo (78,1%), Productos del Tabaco (76,7%), Papel y Cartón (76,1%) y Minerales no metálicos (72,1%).

Cabe destacar que el INDEC realiza este informe en base a las grandes empresas industriales instaladas en el país. La Asociación de Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino lleva adelante una encuesta similar sobre las pymes asociadas y la tendencia durante todo este año mostró un resultado del 10% debajo de las cifras del órgano estadístico nacional.

“Sabemos que estamos pasando meses difíciles, meses duros que nos están poniendo a prueba, y siento que estamos pasando esa prueba: nos hemos amarrado firmes al timón, no hemos cambiado el rumbo, y, como siempre les digo, cada tormenta, cada obstáculo que pasamos, marca que tenemos una fortaleza que no sabíamos que teníamos”, dijo el presidente al comienzo de su intervención en la presentación de Argentina Exporta, un programa que el gobierno promocionó como una palanca que llevará al país a “triplicar las exportaciones pymes hacia el año 2030”.

Una serie de facilidades de trámites fueron anunciadas, aunque hasta diciembre no habrá novedades de este programa, que por ahora es una carta de intención.

En la presentación estuvo la diputada nacional Elisa Carrió, que volvió a prender el ventilador y le pidió al presidente que remueva al ministro de Justicia Germán Garavano, aunque luego dijo en su cuenta de Twitter que “lo de hoy a la mañana fue una broma”.

“El diagnóstico más claro que nos queda es que, pese a todos los esfuerzos de sustituir importaciones, cuando hoy ustedes ven los números, ese modelo fracasó. Y el único soporte que tiene la nación en términos de ingreso de dólares sigue siendo la producción primaria, es decir, el campo en Argentina, y el campo sigue siendo el mercado más democratizado en Argentina”, dijo la diputada durante su presentación, y afirmó que “reconocer este hecho es cambiar el modelo económico corporativo por un modelo republicano democrático basado en un modelo de pymes exportadoras”.

Pero el panorama para la producción, más allá de las demoledoras cifras del INDEC, parece encontrar mayores problemas en los meses venideros. Con el nuevo esquema monetario fijado por el Banco Central a cargo de Guido Sandleris y un esquema de tasas que supera el 70%, la facilitación de trámites no parece una salida para las pymes en un escenario recesivo que se agrava.

“Dicen que las tasas son altas y que no van a estar así por mucho tiempo, pero desde marzo, que pasamos la barrera de los veinte puntos, ya era inadmisible para la producción, y hoy está en 74%”, dijo la semana pasada a este medio el empresario y presidente de Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino, Leo Bilanski, en la previa a la marcha que realizaron trabajadores y empresarios industriales al Ministerio de Producción y Trabajo el pasado 5 de octubre.

Unos días antes de aquella masiva movilización, Contexto había dialogado con el presidente de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios, Eduardo Fernández, quien había dicho que la caída del mercado interno por la pérdida de poder adquisitivo del salario de los trabajadores, la falta de financiamiento por las altas tasas del Banco Central, la suba de tarifas y la avalancha importadora son los verdaderos problemas que afectan a las pequeñas y medianas empresas.