Por Mariano Camún

Roger Waters no decepcionó a quien esperaba de él un show lleno de música, espectáculo visual y mucho discurso político en el inicio de su gira por Brasil, por lo que no dejó pasar la oportunidad de hacer una crítica a Jair Bolsonaro, el candidato brasileño que venció en primera vuelta a Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores.

“Resistir al neofascismo” fue la consigna que apareció en la pantalla gigante en Sao Paulo. Y luego le siguió una lista de presidentes a los que el artista relaciona con el totalitarismo: Donald Trump en Estados Unidos, Viktor Orbán en Hungría, Marine Le Pen en Francia, Sebastian Kurz en Austria, Nigel Paul Faragee en el Reino Unido, Jarosław Kaczyńskien Polonia, Vladimir Putin en Rusia y Jair Bolsonaro en Brasil.

El músico británico nunca ha tenido problemas en hablar abiertamente de lo que piensa sobre política. En su último concierto en Brasil comentó sobre la coyuntura política de ese país y envió un mensaje al candidato ultraderechista Jair Bolsonaro.

“Ustedes tienen una elección importante en tres semanas. Van a tener que decidir quién quieren como próximo presidente. Sé que no es de mi incumbencia, pero estoy en contra del resurgimiento del fascismo por todo el mundo”, aseguró.

“Como defensor de los derechos humanos, incluí el derecho de protestar pacíficamente. Preferiría no vivir bajo las reglas de alguien que cree que la dictadura militar es algo bueno. Recuerdo los días ruines en América del Sur, las dictaduras, y fue feo”, remarcó con énfasis el artista.

Los electores en Brasil están convocados a las urnas para el 28 de octubre y deberán decidir quién será el presidente de esa nación para el periodo 2019-2023. ¿Podrán diferenciar la realidad política que se les presenta? O, como dice el comienzo de la bella canción “Wish you were here”: “¿Así que crees que puedes distinguir el cielo del infierno?”.