Además del tarifazo, los usuarios pagarán una compensación a las distribuidoras de gas

163

Por Pablo Pellegrino

La primera semana de octubre llegó con un nuevo aumento en la tarifa de gas del 35% luego de una suba similar en el mes de abril. El viernes, el gobierno de Mauricio Macri estableció un nuevo aumento a través de una resolución que habilita a las distribuidoras a cobrar un plus en la factura por los efectos de la devaluación.

La compensación de los usuarios a las empresas comenzará a regir a partir del 1° de enero de 2019 y será en veinticuatro cuotas.

“A raíz de la marcada variación del tipo de cambio se han acumulado diferencias diarias significativas por la compra de gas en el marco de los contratos suscriptos entre los productores y las Licenciatarias de Distribución”, dice la resolución de la Secretaría de Energía de la Nación. Cabe destacar que, en tiempos de Aranguren, el gobierno de Cambiemos decidió dolarizar el costo del gas en boca de pozo, que termina impactando directamente en el bolsillo de los consumidores.

Según la resolución, el monto se establecerá de acuerdo con la tasa pasiva plazo fijo del Banco Nación y las distribuidoras lo cobrarán proporcionalmente entre los usuarios “tomando en consideración los volúmenes consumidos por estos” durante todo el invierno de este año.

La compensación que realizarán los usuarios a las empresas se suma al nuevo capítulo de la política tarifaria del gobierno que sumó también en el mes de octubre el recorte en el subsidio para la tarifa social y la eliminación de los beneficios por ahorro en el consumo.

El exjuez en lo Contencioso Administrativo que falló en contra del tarifazo de luz en la provincia de Buenos Aires, Luis Federico Arias, se expresó en sus redes sociales acerca del nuevo aumento dispuesto por la Secretaría que conduce Javier Iguacel. “¡Tanto atacaron los subsidios a favor del usuario y ahora somos los usuarios quienes estamos subsidiando a las empresas que ganan sumas extraordinarias y exorbitantes, mientras las tarifas se tornan impagables!”, manifestó el magistrado recientemente destituido en un jury impulsado por el gobierno de María Eugenia Vidal.

También el presidente del bloque de diputados del FpV-PJ, Agustín Rossi, cuestionó la medida, a la que calificó como “escandalosa”. “Macri devaluó, la inflación pulverizó el salario y encima el pueblo argentino tiene que compensar a sus amigos empresarios de las distribuidoras de gas. Sobre llovido, mojado”, dijo.

En esa línea, durante la tarde del viernes los legisladores del kirchnerismo anunciaron la presentación de un proyecto para derogar la resolución y adelantaron que pedirán la interpelación de Iguacel “para que dé explicaciones sobre esta medida, que una vez más beneficia a las grandes empresas y hace caer todo el peso del ajuste sobre la población”.

En el comunicado que difundieron, los integrantes del bloque recordaron que “el inmoral cargo extra que deberemos pagar los usuarios de gas se suma al 35% que ya aumentaron las tarifas la semana pasada y al recorte en los subsidios de la tarifa social”, y manifestaron: “Al Presidente, a quien tanto le gustan las metáforas con tormentas, le pedimos que deje de sembrar vientos. Los bolsillos de los argentinos no resisten más atropellos”.