La exembajadora argentina en Venezuela y el Reino Unido, Alicia Castro, criticó las recientes declaraciones periodísticas del canciller Jorge Faurie. El jefe de la diplomacia argentina intentó justificar un profundo recorte de los recursos de las representaciones en el extranjero y, al referirse a las próximas elecciones presidenciales de Brasil, sostuvo que Bolsonaro era un candidato de “centroderecha”.

En diálogo con Contexto, Alicia Castro remarcó que “hay muchos aspectos que me llaman la atención del extenso reportaje que le hizo María O’Donnell al canciller Jorge Faurie. El primero es el desprecio con el que habla de la actividad diplomática y de sus colegas para intentar justificar un ajuste en las representaciones argentinas en el exterior y en los gastos de los funcionarios, considerándolos prácticamente irrelevantes o innecesarios”.

“En épocas difíciles, como esta, Argentina necesita exportar más y equilibrar su alicaído déficit comercial, para ello necesita expandir sus representaciones, aumentar la cantidad de muestras y ferias industriales, comerciales y de diseño. Para eso, el trabajo de los embajadores, y de toda la representación, es fundamental. Este es un tema que conozco perfectamente porque he realizado esa tarea y he logrado aumentar las exportaciones de Argentina en los lugares que me tocó ser embajadora”, aseguró.

“hablan de recortar los gastos en las representaciones diplomáticas con un único objetivo: pagar los intereses de la deuda externa que ha contraído este gobierno”

Castro explicó que “hay muchas maneras de ejercer el ‘soft power’ para incidir en las relaciones diplomáticas. Por ejemplo, cuando fui embajadora en el Reino Unido publicamos un libro sobre los diálogos por Malvinas que repartimos entre todos los miembros de la Cámara de los Comunes y de la Cámara de los Lores. Ello tuvo un enorme impacto y recibimos gran cantidad de respuestas muy positivas a favor del diálogo por la cuestión Malvinas. Ese es sólo uno de los ejemplos que se puede dar de por qué Argentina necesita recursos para ejercer sus representaciones diplomáticas”.

“En lugar de achicar los gastos diplomáticos, lo que tendría que hacer la Cancillería de Macri y Faurie es incrementar el comercio intrarregional, que es el que ofrece las mayores oportunidades de expansión de nuestro mercado. Sin embargo, ellos se han alejado de todos los espacios de integración regional y hablan de recortar los gastos en las representaciones diplomáticas con un único objetivo: pagar los intereses de la deuda externa que ha contraído este gobierno”, sostuvo.

“Recientemente, al hablar de cómo aislar a los argentinos que son adversos a sus políticas, Macri citó dos frases del libro Mi lucha, de Adolf Hitler. Para Faurie eso también debe ser de centroderecha”

En relación con las declaraciones del canciller argentino sobre las próximas elecciones presidenciales en Brasil, la exembajadora remarcó que “es inaudito que Faurie diga que Bolsonaro es un candidato de centroderecha, cuando se trata de un reconocido fascista y misógino que se ha expresado a favor de las dictaduras militares y de la tortura. Es increíble que al canciller argentino le parezca que esas características componen a un candidato de centroderecha”.

“Es terrible la falta de visión política y social del canciller Faurie sobre uno de nuestros socios principales, como es Brasil. Probablemente esto tenga que ver con que lo equipara con el presidente argentino. Recientemente, al hablar de cómo aislar a los argentinos que son adversos a sus políticas, Macri citó dos frases del libro Mi lucha, de Adolf Hitler. Para Faurie eso también debe ser de centroderecha”, señaló.

Por último, Alicia Castro afirmó: “Creí que Malcorra era la peor canciller de Argentina, pero Faurie le disputa ese lugar”.