Por Pablo Pellegrino

El flamante presidente del Banco Central, Guido Sandleris, tercero en ocupar el cargo durante este año, activó ayer la nueva estrategia del gobierno de Mauricio Macri para frenar la crisis cambiaria por la que el dólar avanzó más de 120% en lo que va de 2018. Luego de haber aumentado más del 6% al cierre de la semana pasada, hoy el dólar bajó más de un peso y finalizó en 40,73 según el promedio que realiza la autoridad monetaria.

La clave estuvo en las ventas que realizaron los bancos públicos en el segmento mayorista (allí el billete bajó 1,50 peso y terminó en torno a los 39) y la licitación de las Letras de Liquidez (Leliq), el instrumento que la gestión de Sandleris utilizará para absorber pesos.

silvina batakis (exministra de Economía bonaerense): “Con Sturzenegger empezamos a sufrir cada 35 días la posibilidad de un martes negro. Ahora con Sandleris será cada 7 días”.

El nuevo programa del Central continúa con el enfoque contractivo que comenzó con Sturzenegger desde la asunción de Cambiemos, aunque, de acuerdo con lo que el funcionario explicó, será más brutal de lo aplicado hasta aquí.

En la primera exposición que realizó como titular del BCRA, Sandleris explicó que desde el lunes y hasta junio de 2019 mantendrá la base monetaria sin variaciones, en un “0% estricto” y, al mismo tiempo, anunció los mecanismos de intervención en el mercado cambiario cuando la divisa supere los 44 pesos o cuando perfore el piso de 34.

La base monetaria está constituida por todo el dinero que circula en la economía y por los depósitos en pesos de las entidades financieras en el Banco Central. Regular la base monetaria, es decir, el dinero que circula, y “absorber” pesos a través de la entidad produce un enfriamiento de la economía que redundaría en una baja de la inflación, según la visión de Cambiemos. De hecho, para esa tarea Federico Sturzenegger emitió Letras del Banco Central (Lebac) hasta superar el billón de pesos.

Con la firma del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, las Lebac se convirtieron en la oveja negra y fue el propio Sturzenegger quien comenzó a implementar planes para disminuir el abultado stock de letras.

La “aspiradora de pesos” que utilizará Sandleris serán las Letras de Liquidez, a las que sólo pueden acceder los bancos, y tiene un plazo de una semana. Gran parte de la baja del dólar del lunes se explica por ese instrumento: el Banco Central adjudicó 71.000 millones de pesos con tasas de interés siderales que, en promedio, se ubicaron en 67%, llegando a picos de 72%.

“Secar la plaza”, como definió Sandleris, implica sacar pesos de circulación para que no ejerzan presión sobre la demanda del dólar, pero el efecto inmediato es la profundización de la recesión. Y, teniendo en cuenta que el plan anunciado por el Central llega hasta junio del año que viene, no se sabe dónde estará el límite de esa recesión.

Según el presupuesto que presentó el gobierno en el Congreso (antes de los anuncios del BCRA), se pronostica una caída de la economía para 2019 cercana al 0,5%, cifra que ya comienza a discutirse.

Alejandro Vanoli (expresidente del BCRA): “En 2018 perdieron 30 MM de reservas, duplicaron la inflación, devaluaron 100% y las Leliq al 72% provocan Hiperrecesión”.

La exministra de economía de la provincia de Buenos Aires, Silvina Batakis, criticó a través de su cuenta de Twitter la nueva política monetaria del Central: “Con Sturzenegger empezamos a sufrir cada 35 días la posibilidad de un martes negro. Ahora con Sandleris será cada 7 días. Lebac por Leliq. Insustentable por donde se lo mire”.

También se manifestó el expresidente del BCRA durante la presidencia de Cristina Fernández, Alejandro Vanoli: “Hoy hace 4 años accedí a la Presidencia del Banco Central. En 2015 bajamos la inflación 12 puntos, controlamos el dólar y recuperamos el crecimiento. En 2018 perdieron 30 MM de reservas, duplicaron la inflación, devaluaron 100% y las Leliq al 72% provocan hiperrecesión”.