La Plata entre las ciudades más pobres del país

El INDEC reveló que la pobreza afecta al 28% de la población y puso a la ciudad en el segundo lugar con mayor indigencia del país. Entre la escalada de desocupación y el deterioro de los barrios, la gestión municipal brilla cada vez más por su ausencia.

253
Foto: Macarena Leguizamon

Ni las alivianadas declaraciones de la legisladora macrista Carolina Píparo al afirmar que un comedor popular es como “salir a comer a un restaurant” pudieron tapar los alarmantes números de la pobreza en el país, cuyo podio tiene a La Plata como el tercer conglomerado urbano con mayor aumento de desigualdad social. Con más de 200 mil habitantes por debajo de la línea de pobreza y otros 54 mil en plena indigencia, la situación de la ciudad se torna cada vez más preocupante.

“El hambre es un crimen” fue la consigna que convocó a decenas de organizaciones sociales de niñez, merenderos y comedores de La Plata y alrededores a marchar al palacio de gobernación de la provincia, en repudio al impacto que las políticas de Cambiemos han tenido sobre los sectores más vulnerables de la sociedad civil. En la capital provincial, las consecuencias de la gestión política y económica del oficialismo han golpeado con fuerza en los barrios de la periferia, donde los asentamientos y villas crecen de manera exponencial.

“Desde hace meses que vivimos en una situación de guetos en la periferia de La Plata, donde la situación que se vive es de indigencia, pobreza, desocupación, absolutamente distinta al centro de la ciudad. Y digo guetos porque es totalmente invisible para la gestión municipal, que parece gobernar sólo para el casco céntrico”, dijo a Contexto Octavio Marcioni, dirigente de la organización Justicia y Libertad, una de las tantas que vienen haciendo frente a la desidia del gobierno provincial en materia de políticas sociales.

A ello se suma la falta de respuestas por parte del estado municipal, que además de congelar los salarios de cooperativas sociales y recortar los presupuestos en centros de salud, muestra al propio intendente Julio Garro, mientras el INDEC revela la situación de la pobreza en La Plata, aconsejando vía Twitter “tips para pasear a tu mascota”.

Quien salió al cruce fue el concejal platense de Unidad Ciudadana Gastón Castagneto, quien definió como “insensibilidad extrema” los dicho de la diputada Píparo sobre los comedores comunitarios. “No hay nada hermoso en pasar hambre. Sobre esa apología a la dependencia se justifica la quita de derechos que la ciudadanía viene sufriendo a diario desde que asumieron Macri, Vidal y Garro. La pobreza aumentó al 30%. Representa a 264.947 personas que no cuentan con los ingresos suficientes para satisfacer sus necesidades básicas”, manifestó el edil.

En esta línea, la referente del comedor Villa Elvira de 602 bis y 11, Victoria Merele, manifestó la preocupación por el aumento de la demanda social en sectores de contención. Victoria empezó recibiendo a veintidós chicos en la institución en 2016; hoy ya hay 263 asistiendo. La situación se replica en otros espacios similares de la ciudad. Desde el Hogar Ángel Azul de barrio Hipódromo agregaron que “las familias cada vez pueden sostener menos a los más chicos”.

Si bien las estadísticas son contundentes, en La Plata cabe remarcar las conflictividades resultantes del retiro del Estado en zonas de alta vulnerabilidad, que además criminaliza la pobreza con saturación policial, como sucedió en el barrio El Mercadito.

“Si uno se para en algunas barriadas de Los Hornos, Altos de San Lorenzo, y le pregunta a diez personas, nueve te dirían que están sin trabajo y los números de la pobreza no estarían en el 30 sino en el 90%”, dijo Marcioni, y agregó: “Estos números del INDEC son apenas un promedio de quienes tienen los mejores ingresos con quienes tienen peores, pero si se recorre la periferia, la mayoría de la población de los barrios está por debajo de la línea de la pobreza”.

Según los índices oficiales divulgados, la indigencia en La Plata y alrededores alcanzó el 6,2% y ahora ocupa el tercer lugar en todo el país, detrás del Gran Paraná (7,5%) y Concordia (6,7%).