La empresa de calzado Gaelle echó a sesenta trabajadores y se dedicará a importar

La empresa echó a sesenta trabajadores sin pagar indemnización por un supuesto boicot, que consistió en una serie de paros contra recortes salariales. Denuncian la “pasividad” del Ministerio de Trabajo. En lo que va de 2018, hubo 39.097 despidos, 23.797 del sector privado, de los cuales el 46% corresponde a la industria.

313

La empresa de calzado Gaelle echó a sesenta trabajadores de su planta ubicada en la localidad de Piñeyro, en Avellaneda, sin pagarles la indemnización. Denuncian la “pasividad” del Ministerio de Trabajo de la provincia para tomar medidas, ya que los gerentes de la empresa se ausentaron en las tres audiencias y la cartera de Marcelo Villegas no hizo nada al respecto.

La fábrica fundada en 1983 contaba en 2015 con 350 operarios que fueron despedidos en tandas. Actualmente sólo quedaron entre diez y doce dedicados a tareas de depósito y administración.

Desde la Unión de Trabajadores de la Industria del Calzado (UTICRA) afirmaron en un comunicado que la fábrica “quedará parada, ya que el dueño de la empresa, José Lopes, se dedicará a importar calzado para venderlo en el mercado interno”.

Días atrás, cuando los trabajadores fueron a su lugar de trabajo en el horario habitual, les impidieron el ingreso y en la puerta de la fábrica un cartel decía “Sin actividades”. El motivo que adujo la empresa para despedir sin indemnización es un supuesto “boicot” de los trabajadores, debido a las medidas de fuerza que tomaron para enfrentar recortes salariales.

“Un mes atrás hicimos dos paros avalados por el sindicato porque en la empresa bajó la producción y nos querían pagar la mitad de los sueldos y recortarnos el aguinaldo. Eso es un boicot para la empresa”, dijo a Contexto María Blanco, una de las trabajadoras despedidas.

“Tuvimos tres audiencias donde el gerente José Lopes no se hizo presente y donde el Ministerio de Trabajo nos dijo que no se podía hacer nada, soólo ir a juicio. Por eso empezamos a venir a la puerta de la fábrica cada día y desde la semana que viene vamos a realizar un acampe. Nadie de la empresa sale a hablar con nosotros. Entonces lo que nos queda es esta medida de fuerza”, añadió María Blanco.

Ayer al mediodía, los trabajadores despedidos hicieron un corte parcial de la avenida Rivadavia, donde recibieron el apoyo de legisladores y concejales de la oposición, y del municipio de Avellaneda que conduce Jorge Ferraresi.

“Gaelle ha dejado de producir en Argentina para transformarse en un importador, donde esta sede hace de punto logístico de un centro de expedición. Por eso se quedó con sólo doce trabajadores, para tener una plantilla mínima para lo administrativo y lo logístico”, señaló en diálogo con Contexto Miguel Funes, diputado bonaerense de Unidad Ciudadana presente en la protesta.

“En medio de esta crisis social, despidieron a los trabajadores sin indemnizarlos como corresponde. Eso es terrible. Es un abuso patronal, un vil argumento de algunos sectores del empresariado de echarles la culpa a los trabajadores”, dijo Funes. Y en referencia a la postura que adquirió el Ministerio de Trabajo, agregó: “Este es un gobierno de patrones, de gerentes. Sería contra natura pensar que esta cartera provincial defienda los intereses de la clase trabajadora. El Ministerio de Trabajo ha desaparecido en la provincia, no en su rango como en nación, pero no tiene presencia en ningún conflicto”.

El Concejo Deliberante de Avellaneda, en tanto, aprobó ayer por unanimidad un pedido de informe al Ejecutivo provincial sobre el cierre de la empresa. Desde el bloque de Unidad Ciudadana-PJ justificaron la presentación apuntando a los gobiernos de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal por sus políticas económicas que “afectan a los sectores productivos”.

Hubo 39.097 despidos en 2018

Los sesenta despidos en Gaelle se enmarcan en las 6.233 cesantías durante el mes de agosto de este año entre el sector público y privado, que casi duplican las del mismo mes del año anterior, que fueron 3.191 casos. Así lo indica un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) que contabiliza la pérdida de trabajo en lo que va de 2018.

Desde enero a agosto, “los despidos ascienden a 39.097 casos, correspondiendo 15.300 casos a empleo público y 23.797 a empleo privado. Estos datos implican un promedio de 4.887 despidos y suspensiones mensuales durante los primeros ocho meses de 2018”, detalla el informe.

Los despidos y suspensiones de la industria suman el 46% del total de casos, seguidos por los del sector público, que entre los correspondientes al poder ejecutivo y a las empresas del sector público representan el 39% de los casos.

En el mes de agosto, la industria protagonizó el proceso de despidos y suspensiones. Mientras el promedio mensual de despidos en 2018 fue de 2.247 casos, en agosto la pérdida de trabajo en este sector fue significativa, representando el 47% de los casos totales del mes.

Las políticas económicas del macrismo destruyeron 11.914 puestos de trabajo en la industria a lo largo de 2018. Dentro de este sector, encabezan los textiles con 3.464 casos entre despidos y suspensiones. La industria automotriz con 3.342 casos y la de alimentos y bebidas con 2.676 son las que la siguen. Dentro del sector textil, además de Gaelle, hubo despidos y suspensiones dentro de la provincia de Buenos Aires en Adidas/Extreme Gear (Esteban Echeverría) y en Karavell Alfombras (Mercedes).