Como ya es una constante, los diferentes barrios de La Plata sufrieron anegaciones y varios quedaron intransitables como consecuencia de la lluvia. Desde la oposición volvieron a denunciar la falta de limpieza de zanjas y arroyos, así como la demora en la terminación de las obras hidráulicas. “Garro debería hacer algo de lo que prometió en campaña”, dijo la diputada provincial de Unidad Ciudadana Florencia Saintout

La legisladora denunció la permanente ausencia del Estado municipal en los barrios de La Plata. “Venimos diciendo que limpien las zanjas, que levanten la basura, que mantengan los arroyos saneados, que arreglen las calles definitivamente, y el intendente hace oídos sordos”, afirmó Saintout.

En esa línea enumeró algunas de las denuncias que recibió en el transcurso de esta mañana. Explicó que en Villa Castells “no hay mantenimiento de las calles. En varias zonas hay pozos ciegos volcados a las zanjas. Desde que asumió Cambiemos se comprometió en distintas oportunidades a hacer un plan hídrico integral y hasta ahora no han avanzado en nada”.

“En el barrio San Carlos el agua entró a las casas. La calle 35, que es una de las que tiene mejor condiciones de asfalto, quedó completamente tapada de agua y no se puede transitar. Eso sucede porque no recolectan la basura de manera adecuada y sistemática”, consideró Saintout.

“En algunos sectores de Villa Elvira y Villa Progreso también se inundan por la misma causa”, añadió. Además, denunció que en Parque Sicardi también se vieron muy afectados, como cada vez que hay precipitaciones: “Los vecinos quedan aislados, no pueden entrar ni salir de sus casas porque las calles son un desastre”.

“El intendente Garro no puede mirar para otro lado cuando los platenses están en condiciones paupérrimas. Hace tres años que son gestión, ¿a quién le van a echar la culpa?”, continuó.

La presidenta del bloque del FpV-PJ en la Cámara baja también cuestionó a María Eugenia Vidal: “El gobierno provincial debería poner de manera urgente la atención en La Plata. Esta semana se conoció que la ciudad tiene el tercer conglomerado urbano con mayor aumento de desigualdad social. Con más de 200 mil habitantes por debajo de la línea de pobreza y 54 mil en plena indigencia, la situación de la ciudad se torna cada vez más preocupante”.