Productores frutihortícolas: “Estamos con altos riesgos de desaparecer”

La falta de políticas de la provincia para proteger a los pequeños productores de la región y los recortes que hizo el gobierno nacional ponen al sector al borde de la quiebra. Los trabajadores se declararon en “emergencia terminal” luego del temporal del fin de semana que provocó destrozos en los invernáculos.

226

Los productores del cordón frutihortícola de La Plata, Florencio Varela y Berazategui –el más grande de la provincia– se declararon en estado de “emergencia terminal” luego del temporal del fin de semana que provocó destrozos en los cultivos y en los invernáculos. Señalaron que esta situación se vuelve insostenible por la falta de políticas del Ministerio de Agroindustria de la provincia y los recortes que hizo el gobierno nacional al quitarle el rango ministerial a Agroindustria y reducirlo a Secretaría.

Referentes del Frente Agropecuario Regional Campesino (FARC), que nuclea a organizaciones y cooperativas del sector, dieron una conferencia de prensa ayer en el edificio Anexo de la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, donde detallaron el combo de factores que golpean su producción.

“Desde hace seis meses que venimos buscando el diálogo con el Ministerio de Agroindustria de la provincia y la municipalidad”, dijo a Contexto Néstor Villacorta, presidente de la Asociación de Productores de la Economía Regional. “La respuesta del ministro (Leonardo) Sarquís fue darnos dos kilos y medio de semillas para dar respuesta a 1.700 familias. Además de insuficiente, es una falta de respeto hacia la buena fe y el diálogo para abordar la problemática del sector”, añadió.

En abril de este año los productores también habían sufrido un temporal de similares características, con fuertes vientos y caída de lluvia y granizo. En ese entonces, Sarquís se comprometió a entregar semillas, aunque los trabajadores nunca esperaron que fuesen en tan poca cantidad.

“No hay políticas de Nación ni de Provincia para salvar al sector. Estamos con altos riesgos de desaparecer. Le queremos decir a la gente que la verdura fresca que come todos los días está en peligro”, advirtió Villacorta.

Néstor Villacorta: No hay políticas de Nación ni de Provincia para salvar al sector. Estamos con altos riesgos de desaparecer. Le queremos decir a la gente que la verdura fresca que come todos los días está en peligro”.

En medio de los destrozos del fin de semana, con los cultivos perdidos, los productores están en un estado crítico. Insumos dolarizados y caída del consumo en pesos, alza de tarifas, combustibles y alquiler de las tierras ponen en peligro la continuidad de su trabajo. Tampoco reciben créditos y el oficialismo en la provincia se niega a declarar la emergencia productiva en el cordón frutihortícola para que las pérdidas no sean mayores.

Los trabajadores de la tierra apuntaron que les cuesta 30.000 pesos costear los arreglos de cada invernáculo destruido por el temporal, sumado a los demás gastos para proseguir la producción.

Además, el gobierno nacional hizo severos recortes en la Subsecretaría de Agricultura Familiar, dedicada a hacer políticas para los pequeños productores de todo el país, y les quitó a los trabajadores el Monotributo Social Agropecuario que garantizaba seguridad social. La medida la implementó el ahora secretario de Agroindustria, Luis Etchevehere, secretario de Agroindustria de la Nación y extitular de la Sociedad Rural.

“No vamos a abandonar lo que sabemos hacer. Vamos a seguir reclamando. Si es necesario cortar las rutas, lo vamos a hacer. No nos vamos a prestar a que vengan a destruir el sector productivo más grande de la provincia de Buenos Aires porque somos productores de alimentos frescos que pide la gente”, dijo por su parte Nazario Ramos, de la Cooperativa Nueva Esperanza.

Los productores piden una serie de leyes. Entre otras, la de arrendamiento, de Crédito, y la implementación de la Reparación Histórica de la Agricultura Familiar. En lo más inmediato, piden una “asistencia económica real para paliar la situación”. “No pedimos que cubran el total de las pérdida, sólo que ayuden a poner en pie nuevamente la producción y continuar con el trabajo”, remarcaron.

Por último, exigieron “a la brevedad ser recibidos por la gobernadora María Eugenia Vidal y por el ministro de Agroindustria Leonardo Sarquís, para llegar a una real solución de esta crisis”.