Durante su participación en la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, atacó a Irán, llamó a los militares venezolanos a dar un golpe de Estado contra el gobierno de Nicolás Maduro y defendió los posicionamientos unilaterales de su gobierno y el abandono de los convenios internacionales. Durante la reunión del Consejo de Seguridad presidido por el norteamericano, el presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, lo enfrentó y aseguró que a Estados Unidos no le interesa la democracia, los derechos humanos ni el multilateralismo.

Sentado a una silla de distancia Trump, el presidente Evo Morales aseguró: “Hermanas y hermanos, estamos convencidos de que es imprescindible debatir no sólo sobre los efectos, sino sobre las causas estructurales de los conflictos bélicos. Sobre las verdaderas motivaciones de los quebrantamientos de la paz, la seguridad y la justicia internacional”.

Morales hizo referencia al ataque verbal desatado horas antes por Trump contra Irán en la Asamblea General, y recordó que “en 1953, Estados Unidos financió, organizó y ejecutó un golpe de Estado (en Irán) contra un gobierno democráticamente electo en ejercicio de su soberanía y que había nacionalizado el petróleo que se encontraba en manos de una empresa angloestadounidense”.

“Ahora que Irán ha tomado nuevamente el control de sus recursos (otra vez) es víctima de asedio estadounidense. Bolivia rechaza categóricamente las acciones unilaterales impuestas por el gobierno de Estados Unidos en contra de Irán”, sostuvo.

Morales aseguró: “Hermanas y hermanos, en los últimos meses Estados Unidos ha demostrado nuevamente su desprecio al derecho internacional, al multilateralismo y a los principios y propósitos de la Carta de Naciones Unidas”.

“Cada vez que Estados Unidos invade países, lanza misiles o financia cambios de régimen, lo hace acompañado de una campaña que reitera que lo hace nombre de la justicia, la libertad, la democracia, los derechos humanos o por razones humanitarias”, remarcó.

Evo morales: “En los últimos meses Estados Unidos ha demostrado nuevamente su desprecio al derecho internacional, al multilateralismo y a los principios y propósitos de la Carta de Naciones Unidas”.

El mandatario boliviano aseguró que “a Estados Unidos no le interesa la democracia. Si así fuera, no hubieran financiado golpes de Estado y apoyado a dictadores, no amenazaría con intervenciones militares a gobiernos democráticamente electos (como lo hace contra Venezuela). No le interesan los derechos humanos ni la justicia. Si así fuera, firmaría los convenios internacionales de protección de los derechos humanos, no promovería el uso de la tortura, no abandonaría el Consejo de Derechos Humanos y no separaría a niños migrantes de sus familias ni los pondría en jaulas”.

“A Estados Unidos no le interesa el multilateralismo. Si así fuera, no se habrían alejado del Acuerdo de París o del Pacto Global de Migraciones. No lanzarían ataques unilaterales ni tomaría decisiones como declarar ilegalmente a Jerusalén como capital de Israel”, señaló.

“Cada vez que Estados Unidos invade países, lanza misiles o financia cambios de régimen, lo hace acompañado de una campaña que reitera que lo hace nombre de la justicia, la libertad, la democracia, los derechos humanos o por razones humanitarias”

Morales afirmó que “ese desprecio al multilateralismo está motivado por su afán por el control geopolítico y la apropiación de los recursos naturales”.

“La responsabilidad de nuestra generación es entregar un mundo más justo y más seguro a las siguientes generaciones. Eso solamente se conseguirá si trabajamos juntos para consolidar un mundo multipolar con reglas comunes para respetar y defendiendo todas las amenazas a las Naciones Unidas”, concluyó el mandatario de Bolivia.