El Hospital Provincial Rossi de La Plata se plegó a la serie de medidas de fuerza que tuvieron lugar hoy en Buenos Aires y decidió atender en la calle a sus pacientes, en sintonía con el plan de lucha que el gremio de la salud CICOP mantiene en repudio al ajuste impulsado por el gobierno. Mientras otros sectores del sindicalismo y organizaciones sociales realizaron marchas y cortes en diferentes puntos, el CICOP continuará hoy con la medida de 48 horas.

Durante las primeras horas de la mañana, trabajadores del Rossi realizaron distintos tipos de controles y se atendió a pacientes que se acercaban hasta el hospital ubicado en calle 37, al mismo tiempo que hubo matecocido y tortafritas. “Queremos charlar con la gente, que se acerquen para contarles de primera mano cuál es la situación de la salud pública hoy en la provincia de Buenos Aires”, aseguraron desde la Asociación de Profesionales de la Salud de la Provincia (CICOP).

Manuel De Battista (CICOP Hospital Rossi): “Los despidos en el Posadas, las situaciones de infraestructura en todos los hospitales, todo eso forma parte de una crisis general”.

En diálogo con Contexto, el presidente del gremio en La Plata, Manuel De Battista expresó que “hay que entender que el gobierno tomó la decisión de desvalorizar la salud pública”. El referente gremial remarcó: “Corren riesgo planes nacionales, los despidos en el Posadas, las situaciones de infraestructura en todos los hospitales, todo eso forma parte de una crisis general. En el Rossi desde hace cuatro meses que no funciona el tomógrafo, entre otros problemas de insumos y presupuestos”.

Otro de los puntos a destacar en el reclamo gremial es la cuestión salarial. En nueve meses sólo hubo una breve reunión de convocatoria a paritarias, con médicos atendiendo bajo sueldos paupérrimos. “Todo eso repercute en la atención del paciente. El gobierno todavía no abrió la paritaria en lo que va del año. De esa manera, niegan la posibilidad de discutir las condiciones en las que trabajamos y las condiciones en las que se atienden los bonaerenses”, indicó De Battista.

“Llamamos a toda la población a defender el sistema de salud pública de la provincia”, aseguró De Battista, quien agregó también: “La mala situación afecta a todos, no sólo a los trabajadores y trabajadoras”. Desde CICOP denuncian que la situación se ha agravado en el último tiempo.

La protesta frente a los embates a la salud pública también se expresó en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de La Plata, donde alumnos, docentes y no docentes realizaron un abrazo simbólico a la sede académica. La acción fue en repudio de la baja de rango del Ministerio, como también en defensa de la educación pública y de salarios dignos para los profesionales.

“Llamamos a toda la población a defender el sistema de salud pública de la provincia”

Desde el sindicato remarcaron la desjerarquización del Ministerio de Salud y su paso a Secretaría como un fuerte retroceso, y aseguraron que esto podría golpear de manera profunda programas de atención en diabetes e hipertensión.

Según el gremio, la crisis en hospitales y establecimientos de salud “constituye hitos en la gestión del gobierno de Cambiemos que muestran bien a las claras su ideología de base: la salud no es un derecho universal y equitativo que debe garantizar el Estado, sino que constituye un gasto a ser recortado, ajustado y desguazado”.