Tras reiteradas medidas de fuerza desarrolladas en el último año, agrupaciones políticas y sociales nucleadas en el Frente de Organizaciones Populares (FOP) volvieron a ratificar el pedido a María Eugenia Vidal para destinar trabajo a las cooperativas de trabajo coordinadas por el sector. El reclamo fue iniciado en abril y hasta ahora no han recibido respuesta.

En este escenario, el conjunto de organizaciones que integran el FOP marcharon ayer a la sede ministerial de Desarrollo Social de la provincia, donde volvieron a exigir una instancia de diálogo y negociación para que los puestos de trabajo en diferentes sectores de la obra pública se hagan efectivos. Tras la evasiva de las autoridades, lograron coordinar una reunión para la próxima semana a fin de confirmar la puesta en marcha de obras de limpieza de arroyos e infraestructura edilicia.

“El día 3 de agosto de 2018 le entregamos una nota al Licenciado Roberto Gigante, responsable de esa cartera, en donde ratificamos el pedido hecho el día 3 de abril de 2018 sin haber tenido respuesta. Ese día entregamos dicha nota y se comprometieron a llamarnos para empezar a articular las medidas necesarias para el cumplimento de lo peticionado”, habían anunciado a través de un comunicado. En ese entonces habían sido recibidos por Francisco Corbalán, de la Subsecretaría de Obras Públicas, quien se había comprometido a abrir nuevas inscripciones de cooperativistas con un plazo de resolución de sesenta días.

“Al día de la fecha no hemos recibido respuesta de ningún funcionario de esa cartera, por lo que los coordinadores de trabajo del frente de organizaciones venimos a reclamar el cumplimiento de las promesas hechas y no cumplidas. Exigimos que nos den una respuesta a las notas, fechando cuándo se van a cumplimentar dichas acciones”, agregaba el comunicado.

En este sentido, el referente a nivel nacional del FOP, Silvio Galarza, habló con Contexto y señaló: “Nos dicen que no hay presupuesto, que ya está ‘todo dado por este año’. Pero aun así hay compañeros que siguen sin trabajo, y logramos dar la discusión para generar mano de obra de plan de viviendas y limpieza de arroyos. Esto forma parte de un plan nacional de lucha que impulsamos desde hace rato debido a la situación crítica que vivimos en todos los barrios que están siendo afectados por la crisis económica”.

Galarza remarcó que la situación de los sectores de la economía popular es apremiante, en familias “que no pueden vivir ni una semana con 5.000 pesos por mes”, donde “los más chicos necesitan cada vez más la presencia de un merendero o de un comedor para subsistir”.

Asimismo, desde el FOP señalaron que la iniciativa para activar el trabajo ha quedado en un intercambio permanente del problema entre Provincia y Municipio. “Es muy difícil tener que ir con cada jefe comunal. En La Plata le tiran la pelota a Garro, que ya de por sí tiene conflictos con sus propios trabajadores municipales”, expresó Galarza.

En las últimas semanas, el FOP se había declarado “en estado de alerta y movilización ante la grave crisis económica y social que se vive en la Argentina”, y por ello había desarrollado una serie de manifestaciones en accesos clave, como 13 y 32 en La Plata, en Ruta 8 y 202 a la altura de San Miguel en el oeste, y en la Estación Avellaneda para subir al Puente Pueyrredón.