Con la paritaria en un impasse, la mayoría de los gremios que integran el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) harán un paro de 36 horas desde el mediodía del lunes 24 y durante todo el martes 25, en consonancia con el paro nacional para ese día que convocó la CGT contra la política económica del gobierno de Mauricio Macri.

Los sindicatos docentes bonaerenses Suteba, UDOCBA y FEB confirmaron este jueves que bajo la consigna “Paremos el hambre” la jornada del lunes incluirá una movilización a Plaza de Mayo, donde confluirán con los docentes de CTERA –que llamó al paro docente– y los gremios nucleados en las dos CTA.

Los docentes bonaerenses llevarán a cabo la medida de fuerza por un aumento salarial por encima del 19% que viene ofreciendo la gobernadora Vidal y por mejoras en las críticas condiciones edilicias de las escuelas. También rechazan los recortes en el Incentivo Docente y piden mayor presupuesto para educación de cara a 2019 frente a los ajustes que planea el gobierno para cumplir con la reducción del déficit que le exige el Fondo Monetario Internacional (FMI) a cambio de los préstamos.

“Nos vamos a encontrar en la lucha y vamos a garantizar el paro general de la semana que viene, marchando a Plaza de Mayo para decirle a Macri ‘basta de ajuste, basta de pobreza, basta de hambre, queremos que garanticen nuestros derechos’”, dijo Silvia Almazán, secretaria general adjunta de Suteba.

Silvia Almazán (SUTEBA): “Vamos a garantizar el paro general de la semana que viene, marchando a Plaza de Mayo para decirle a Macri ‘basta de ajuste, basta de pobreza, basta de hambre’”.

En tanto, desde la FEB, el segundo gremio en cantidad de afiliados después de Suteba, señalaron que el paro y la movilización del lunes son “para recuperar poder adquisitivo ante la inflación y el ajuste del gobierno”.

En un plano más general, maestros y maestras enfrentan las medidas económicas del macrismo, con una inflación que en agosto fue del 3,9% –la más alta del año– y una acumulada del 24,3% en lo que va de 2018. La caída del 4,2% en la actividad económica, el acuerdo con el FMI y la eliminación de ministerios claves, como el de Trabajo y el de Salud, son consignas que también van a sostener en las 36 horas de paro.

A principio de mes, la Cámara Baja de la Legislatura bonaerense le dio media sanción a la ley que declara en emergencia la infraestructura escolar de las 12.000 escuelas de la provincia. El proyecto fue girado al Senado y los gremios apoyan la iniciativa de la oposición a María Eugenia Vidal para que el Ejecutivo finalmente intervenga en una situación que se ha vuelto insostenible y que se llevó la vida de dos trabajadores en la Escuela Nº 49 de Moreno, tras la explosión de una instalación de gas.

En el paro realizado la semana pasada, una masiva movilización de docentes del todo el país pidió en el Congreso una sesión especial para tratar una agenda educativa para fortalecer la educación pública en el actual contexto de ajuste. Sin embargo, los diputados y diputadas de Cambiemos y sus aliados no bajaron al recinto e hicieron caer el quorum.