En un escenario de plena devaluación y rumores de una posible dolarización, cientos de trabajadores de la Administración Federal de Impuestos Públicos (AFIP) se movilizaron a la sede central en pleno rechazo a la gestión encarada por Cambiemos en el sector. La protesta que los empleados mantienen desde hace meses remite al fuerte recorte salarial impulsado por el administrador federal, el ingeniero Leandro Cuccioli, de quien también denuncian la falta de experiencia y planificación acorde a la delicada situación económica del país.

A Cuccioli se lo apunta y se lo acusa: “no entiende de gestión, no tiene nada que hacer en un ministerio público”. Desde el organismo señalan que lo que está pendiente en el país es “pensar nuevas estrategias de recaudación ante la inminente crisis que atraviesa, mientras él se la pasa dando charlas y coaching en la universidades”. Los empleados denuncian que ya han sufrido un recorte del 10% y que habrá uno nuevo también del 10% para el próximo año.

La reducción salarial se efectivizó a través de una disposición interna que achicó el Fondo de Jerarquización del organismo, con el que se pagaba una parte de los sueldos. Además de plantear ante la Justicia la ilegalidad de la medida, los dirigentes acusaron a la gestión de la alianza gobernante de utilizar argumentos falaces para recortar los salarios.

“La Resolución 204 de 2018 reduce en un 24% la tasa del Fondo de Jerarquización. Nosotros cobramos nuestro salario acorde al nivel de recaudación, en base a un sistema específico de balance que es autárquico. Para hacer esta reforma nos dicen que es ‘muy alto’ lo que equivale a nuestros salarios, lo que es mentira, ya que esto va de la mano de los controles que el gobierno le ha quitado a las mineras y a los grandes exportadores de soja”, dijo a Contexto el referente en La Plata de la Asociación de Empleados Fiscales (AEFIP), Germán Noguera.

Al respecto, el secretario general de AEFIP, Guillermo Imbrogno, advirtió que “le vamos a demostrar a Cuccioli que los trabajadores no vamos a soportar ningún tipo de avance sobre nuestros derechos, todos juntos en contra del ajuste y en defensa del salario y del organismo”.

Cabe señalar que Cuccioli además posee acciones en dos fondos de inversión en islas Caimán e integró el directorio de la compañía agropecuaria El Tejar, inscrita en Bermudas, otro paraíso fiscal, según los Paradise Papers.

“Uno de los elementos de Cuccioli es alegar que el presupuesto no alcanza porque está dedicado en un porcentaje altísimo a los salarios, pero es un cuento chino. El presupuesto descendió, pero no es porque los trabajadores rinden menos, es porque le perdonan a las mineras, a los pooles de siembra, al mercado financiera. Les han dejado de cobrar impuestos a quienes sí debían hacerlo. En otras palabras: se dejaron de cobrar impuestos a sí mismos”, expresó Noguera.

En tanto, desde AEFIP ratificaron que el plan de lucha continúa en pie hasta tanto no se haga efectiva la derogación de la Resolución 204. Entre medio, solicitan el retiro del propio Cuccioli debido a las irregularidades disparadas por sus vínculos con los sectores financieros internacionales.