Una multitud de maestros, profesores y estudiantes marchó ayer desde el Palacio Pizzurno al Congreso de la Nación “en defensa de la educación pública”, en repudio del secuestro y la tortura de la docente de Moreno y para pedir una sesión especial que habían impulsado bloques de la oposición a fin de tratar una serie de proyectos de ley para fortalecer la educación en un contexto de ajuste. Sin embargo, los diputados de Cambiemos y sus aliados no bajaron al recinto e hicieron caer el quorum. Sin el oficialismo, había 122 diputados, siete menos de los 129 necesarios.

“Miles de personas en la calle, y en Diputados la sesión se cayó por falta de quorum. Cambiemos ha decidido, una vez más, darle la espalda al pueblo”, tuiteó Hugo Yasky, titular de la CTA de los Trabajadores y diputado del bloque del FpV-PJ, espacio que incentivó el reclamo docente que también contó con firmas de integrantes del interbloque Argentina Federal, del Frente Renovador, del Movimiento Evita, del Frente de Izquierda y de Unidad Justicialista de San Luis.

“Una vez más las bancas de Cambiemos ausentes y escondidos. Pedimos una sesión especial para tratar la problemática educativa y los recortes a las universidades. Ni siquiera los conmovió el secuestro y tortura de una maestra de Moreno”, cuestionó el diputado radical Leopoldo Moreau.

Los cinco proyectos preveían derogar el decreto que elimina la paritaria nacional docente, mejorar la condición de infraestructura de los establecimientos educativos, elevar el presupuesto universitario y sus becas y garantizar el incentivo docente.

El paro y la movilización fueron convocados por los gremios nacionales CTERA, UDA, SADOP y los gremios de profesores universitarios. Los docentes bonaerenses (Suteba) y porteños (UTE) completaron un paro de 48 horas que empezó el miércoles y que habían anunciado el martes en el día del maestro, por “salarios dignos” y “escuelas seguras”.

“Decimos: si quieren destruir la escuela para tener mano de obra barata, si quieren que los maestros seamos cómplices, les decimos que no. El 25 vamos al paro y el 24 vamos a Plaza de Mayo para defender el derecho a la educación de nuestro pueblo”, dijo Roberto Baradel, secretario general de Suteba durante el acto central frente al Congreso y en referencia al paro nacional que convocó la CGT para el día 25 de este mes al que se sumarán las dos CTA y las organizaciones sociales.

baradel: “si quieren destruir la escuela para tener mano de obra barata, si quieren que los maestros seamos cómplices, les decimos que no. El 25 vamos al paro y el 24 vamos a Plaza de Mayo”.

La jornada estuvo atravesada por el repudio al secuestro y la tortura de la docente de Moreno Corina de Bonis, del Centro de Educación Complementaria 801. El miércoles, dos hombres desconocidos la metieron en el baúl de un auto y le marcaron en la panza con un punzón “ollas no”. La docente trabaja en este centro comunitario junto con otras maestras y maestros para darle de comer a los alumnos y alumnas que tienen las clases suspendidas por el ruinoso estado en que se encuentran las escuelas de Moreno y, por lo tanto, los comedores también están sin funcionar.

En este distrito del oeste del conurbano bonaerense, las más de doscientas escuelas están sin clases luego de las muertes de la vicedirectora Sandra Calamano y el auxiliar Rubén Rodríguez, quienes murieron por una explosión de una instalación de gas que ni el Consejo Escolar ni el gobierno bonaerense habían atendido.

El hecho generó un hondo repudio en la comunidad educativa. Los docentes afirmaron que fue un acto de amenaza y exigen que se investigue el caso. “Queremos decir que este es un día de dolor y bronca. Ayer secuestraron a una compañera, Corina De Bonis, por el pecado de acompañar a las familias en una olla popular. Miren a dónde hemos llegado”, sostuvo Sonia Alesso, secretaria general de CTERA.

Los reclamos universitarios

 

 

Entre las banderas de los gremios docentes en la movilización se podían ver las de Conadu y Conadu Histórica, federaciones que nuclean a los docentes universitarios.

A pesar de que la Conadu aceptó la propuesta salarial del Ministerio de Educación –no así la Conadu Histórica–, ambos gremios rechazaron los recortes de tres mil millones de pesos que hizo la Secretaría de Políticas Universitarias y los nuevos ajustes que se avecinan de cara al austero presupuesto que negocia Macri con los gobernadores.

En este sentido, pidieron mayores fondos para las universidades y la ciencia, teniendo en cuenta que el presupuesto destinado al sector ha venido decayendo desde que asumió Cambiemos y que promete hacerlo aún más por la profundización del ajuste que lleva a cabo la alianza gobernante para cumplir con el déficit cero que pide el FMI.

“En esta Marcha Nacional Educativa pedimos por mayor presupuesto para la educación, la Universidad pública y la ciencia y tecnología, en repudio al secuestro y tortura de la docente Corina de Bonis”, señalaron desde la Conadu. Su secretario general, Carlos De Feo, afirmó: “Los universitarios estamos acá para defender el derecho a la educación superior. Por eso venimos también de una imponente marcha el 30 de agosto en la que más de medio millón de argentinos le dijimos No a este gobierno.