Por Ramiro García Morete

“Gloria al sabor de la boca divina: ¡La mejor musa es la de carne y hueso!”, clamaba el poeta Rubén Darío. Desde un lugar pasivo e idealizado a veces, desde uno acotado a la provisión del placer, la historia de las artes –que no es otra que la historia de la humanidad– ha relegado mayormente a las feminidades a un rol secundario o funcional. Pero esa boca es más terrenal que divina, tiene mucho para decir, mucho para no callar, y su carne y su hueso están al servicio de su propia voluntad. Así lo entiende y lo expresa cada vez más gente y esa convicción o necesidad impulsó a un grupo de artistas locales a realizar Ciclo Mujeres Indómitas. Las actrices Charo Tierra, Noche Nacha y Gaby Busechian, junto a Lore Torno y Lele Farías, llevan adelante este ciclo de variedades que mezcla humor, música, performance e interpela convenciones y rituales de una sociedad heteronormada.

Esta noche a las 21 hs tendrá lugar en En Eso Estamos (8 e/ 41 y 42) el Especial de Noche Buena, una parodia y crítica a la celebración que forma parte de otras entregas, como El Velorio, El Casamiento y El Aquelarre.

“Surgió de una necesidad”, cuenta Noche Nacha. “Arrancamos en mayo de este año con cuatro fechas en el Centro Cultural El Aljibe. La idea fue laburar y experimenta como gestoras del espectáculo. Crear un espacio de feminidades haciendo, gestionando. Venimos de la carrera de teatro y en los grupos en los que estuvimos se filtraban micromachismos. Necesitábamos escucharnos entre nosotras”. Y aclara: “No es una denuncia o una queja para nuestros compas varones. Es más bien identificar lugares que entre nosotras solas no surgían. Siempre hay alguna frase, una energía o algo inconsciente… O al final en la obra hablan más ellos y podemos cobrar más poder. Pero de hecho seguimos conservando amigos y compañeros, grupos mixtos. Sólo que entre nosotras es distinto.”

Esta noche el espectáculo contará (además de las “presentadoras” mencionadas) con Emilia Benites y Martina Goñi haciendo de “Marta y Graciela”, los “Textos Maricas” de Odiseo Rojo y canciones a cargo de Mica Cortese y y Guillermina Bartolotta. Además, la noche promete baile y tragos para coronar.

“La idea fue hacer un varieté en que lo teatral se mezclara con lo metateatral y el espacio se tiñera todo de esa estética. Empezó a surgir la idea de hacer rituales y celebraciones sociales. Todo el lugar lo decoramos al respecto, nos lookeamos así.” Desde el sarcasmo, van deconstruyendo y exponiendo mecanismos, roles y lugares reconocibles de esas celebraciones regidas de un modo u otro por la omnipresente Iglesia.

Si bien el ciclo lleva la palabra “mujeres”, todo el tiempo hacen referencia a las feminidades incluyendo a trans y otras diversidades. Nacha se expresa respecto de la coyuntura de lucha y movilización: “Inclusive entre nosotras nos sentimos más unidas. No sólo en la calle por movilizaciones, sino también como artistas y actrices. Este entorno repercute en nosotras y en el ciclo. Hay una especie de unión y de toma de conciencia. Unidad no sólo en la calle, sino también en nuestros ámbitos”.