El caso del trabajador senegalés Khadim Bamba Leye, golpeado y apresado este año durante una razia en el centro platense, trascendió de tal manera que motivó la conformación de la Asamblea por los Derechos de los Trabajadores y Trabajadoras Migrantes. Como parte del activismo que iniciaron a mediados de junio, la agrupación desarrollará la jornada “Migrar no es delito, trabajar es un derecho”, que tendrá lugar mañana miércoles 12 de septiembre a las 11 hs en la entrada del Rectorado de la UNLP, en calle 7 e/ 47 y 48.

“La jornada se da en el marco de la defensa del derecho al trabajo, contra la violencia, persecución, discriminación y hostigamiento hacia los trabajadores y trabajadoras de la calle; y contra el incremento de operativos violentos en la vía pública que impiden la venta ambulante”, expresó la Asamblea a través de un comunicado difundido esta semana.

Así lo definió uno de sus referentes, Damián Brumer, en diálogo con Contexto, quien señaló: “Específicamente nos reunimos alrededor de la criminalización que viene sufriendo la comunidad senagalesa de La Plata, cuyo maltrato recrudeció de manera rotunda en el último año y medio por parte del gobierno municipal y provincial, con fuertes marcas xenófobas y racistas”.

La actividad comenzará con una conferencia de prensa de miembros de la Asociación senegalesa de La Plata, dando cuenta de “la situación de defensa del derecho a trabajar”. También se presentará el Protocolo de actuación ante detenciones arbitrarias, elaborado desde la Asamblea, y se contará con la presencia de distintos referentes de organismos de derechos humanos. La jornada contará además con la inauguración de la muestra fotográfica Proyecto Senegal en Argentina, a cargo del fotógrafo y docente Guillermo España.

“Dejamos nuestras familias en Senegal para poder darles un futuro mejor, si nos sacan de la calle y nos sacan nuestra principal fuente de ingreso, ¿cómo alimentamos a nuestros hijos, hermanos, madres y padres? No somos delincuentes. No somos parte de una mafia. Nadie nos trae ni nos hace trabajar. Somos como cualquier trabajador y trabajadora. Pagamos impuestos a la AFIP y pese a eso las fuerzas de seguridad estatales nos reprimen a diario”, es uno de tantos testimonios de la comunidad africana que da cuenta de la situación y el contexto violento al que son arrojados.

Cabe recordar que, en el marco del Día de los Refugiados (20 de junio), Amnistía Internacional Argentina emitió un comunicado de profunda preocupación por la escalada de violencia provocada por las Fuerzas de Seguridad hacia el colectivo de migrantes senegaleses desde 2016, tanto en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires como en La Plata y en localidades del Conurbano bonaerense sur.

“La idea es contrarrestar las ideas estigmatizantes y prejuiciosas que son impulsadas en general desde los medios hegemónicos de la ciudad, además de denunciar las políticas persecutorias que sufren los miembros de la comunidad senegalesa”, agregó Brumer.

En la jornada tomarán parte voceros de la comunidad senegalesa para relatar en primera persona las experiencias de violencia y atropello que viven día a día. De la Asamblea participan también diversos espacios de discusión en materia de derecho y violencia institucional, entre ellos el colectivo de abogados La Ciega, del que Brumer forma parte.