La decisión del gobierno nacional de reducir el Ministerio de Salud a una Secretaría bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo Social continúa recibiendo críticas. Ayer al mediodía, médicos, enfermeros, gremios, estudiantes de medicina y organizaciones de la salud, junto a legisladores y agrupaciones sociales, realizaron un abrazo simbólico al edificio del ahora exministerio (9 de Julio y Moreno, en CABA) para manifestar su rechazo a la medida.

Los gremios y organizaciones presentes repudiaron la medida porque, en un contexto de agudización de la crisis económica, le impide a Salud ser rector y articulador de las políticas y programas nacionales en las provincias, lo cual dificulta el acceso a la salud pública de los sectores más vulnerados por el ajuste.

“Esto es un golpe de gracia que le ha dado el gobierno a una política que ya venía con una franca determinación de una salud pública que poco les importa”, dijo a Contexto Fernando Corsiglia, vicepresidente de CICOP. “Ya veníamos padeciendo presupuestos misérrimos, situaciones de despidos en los hospitales Posadas y Garrahan y una disminución de recursos en los programas de tratamiento de enfermedades infecciosas como tuberculosis, sífilis, lepra, VIH y el programa de salud sexual y de inmunizaciones”, añadió el gremialista.

fernando corsiglia (cicop): “Esto es un golpe de gracia que le ha dado el gobierno a una política que ya venía con una franca determinación de una salud pública que poco les importa”.

“La salud no se achica”, “La salud pública es un derecho” y “Sin Ministerio de Salud no hay abordaje territorial” eran algunos de los mensajes de los carteles que levantaban los manifestantes. Entre ellos, estuvieron las diputadas nacionales Mayra Mendoza y Magdalena Sierra, y el líder de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella. También estuvo Ginés González García, exministro de Salud de la Nación.

“La salud es un derecho fundamental en cualquier pueblo del mundo, y en un momento de crisis como este es más importante todavía. Entonces, que en semejante crisis el gobierno baje al sector de categoría significa que no le interesa la salud pública, lo cual es terrible tanto para los trabajadores como para quienes necesitan los servicios de salud”, afirmó el exfuncionario en declaraciones a los medios durante el abrazo.

ginés gonzález: “que en semejante crisis el gobierno baje al sector de categoría significa que no le interesa la salud pública, lo cual es terrible”.

Por su parte el exviceministro de Salud de la provincia de Buenos Aires y presidente de la Fundación Soberanía Sanitaria señaló en Twitter que en el decreto 801/2018 donde el gobierno oficializó la nueva estructura de su Gabinete, el Ministerio de Salud tiene sólo una misión que se puede leer en el artículo 8, mientras que Desarrollo Social tiene las restantes 36. “Esto es todo lo que aparece en el decreto como funciones de salud del Ministerio de Desarrollo Social. Es una barbaridad, pierde casi todas sus funciones”, tuiteó Kreplak.

La pérdida de jerarquía de la cartera de salud que preside Adolfo Rubinstein, que ahora será un área del Ministerio de Carolina Stanley, fue anunciada el lunes por el presidente Mauricio Macri en el marco de las nuevas políticas de ajuste de su gestión para cumplir con la reducción del déficit fiscal que le ordena el Fondo Monetario Internacional (FMI) a la Casa Rosada.

El Ministerio de Salud fue creado por Juan Domingo Perón en 1949. Su titular fue Ramón Carrillo. Desde entonces, sólo había sido reducido a Secretaría durante las dictaduras de Pedro Eugenio Aramburu (1955) y Juan Carlos Onganía (1966).

Tras conocerse la reducción ministerial, ministros de salud y médicos reconocidos de todo el país firmaron una declaración conjunta en la que expresaron su rechazo a la medida. Fueron los ministros de salud de las provincias de Entre Ríos, Tierra del Fuego, Santa Fe, Misiones, La Rioja, Salta y La Pampa

“Eliminar el Ministerio de Salud de la Nación como tal y darle un rango inferior al mismo constituye un retroceso institucional significativo en la ejecución de los planes, programas y proyectos del área para atender a la población, en especial a los más vulnerables”, expresaron . Y apuntaron que esta decisión “desnuda una perspectiva política que está al margen de la consideración de la salud como derecho humano fundamental, relegando a la misma como bien social de la comunidad”.

El rechazo de legisladores

Tras el abrazo simbólico, en el Congreso de la Nación, legisladores junto a médicos, gremialistas y trabajadores de la salud dieron una conferencia de prensa para “intentar evitar el cierre del Ministerio de Salud”, indicaron.

Participaron el exministro de Salud de la Nación Daniel Gollán, Nicolás Kreplak, y los legisladores Roberto Salvarezza, Horacio Pietragalla, Romina Del Plá, Fernanda Raverta, Agustín Rossi, Lucía Portos, Cristina Álvarez Rodríguez y Mónica Macha.

“Esta tarde en @diputadosar estuvimos con lxs trabajadorxs de Salud y compartimos la preocupación por la reducción de rango de Ministerio al de Secretaría. El brutal ajuste de Macri nos afecta a todxs”, tuiteó Agustín Rossi.