Desde su asunción, al gobierno municipal de Julio Garro se le ha cuestionado la subejecución del Fondo Educativo, destinado a la construcción y reparación de las escuelas del distrito. En los años 2016 y 2017 los presupuestos educativos fueron subejecutados, y el de este año avanza en el mismo sentido. Luego de las dos muertes en Moreno por una fuga de gas, los cuestionamientos se han vuelto más insistentes.

En la ciudad hay diez escuelas con las puertas cerradas por problemas edilicios y quince por inconvenientes con las instalaciones de gas. Las comunidades educativas llevan a cabo reclamos por mejoras en la infraestructura de los edificios que se han deteriorado por la falta de obras. Por citar un caso, padres y madres de alumnos de las escuelas Primaria Nº 8, Secundaria Nº 62 y el Jardín Nº 918, que comparten edificio en diagonal 74 y 56, se mantienen movilizados para obtener respuestas políticas por el deplorable estado de cielorrasos y baños. Situaciones similares ocurren en distintos puntos de la capital bonaerense.

Emanuel Insaurralde (consejero escolar de La Plata, UC): “Las licitaciones están desiertas, nadie las lleva adelante. Han ido compañeros a buscar los pliegos de licitaciones y les dicen que no están disponibles”.

La última novedad sobre la política educativa de la Comuna no aporta claridad con respecto a la efectiva ejecución del Fondo Educativo. En la última semana de agosto deberían haber salido a licitación obras correspondientes al municipio. Sin embargo, ninguna fue adjudicada a empresas.

“En el municipio, la semana pasada no se licitaron ocho obras, que van de la 42/18 a la 50/18. Las licitaciones están desiertas, nadie las lleva adelante. Han ido compañeros a buscar los pliegos de licitaciones y les dicen que no están disponibles”, dijo a Contexto Emanuel Insaurralde, consejero escolar de La Plata por Unidad Ciudadana.

Insaurralde añadió que este año hay 130 millones de pesos no ejecutados que son parte del presupuesto del Fondo Educativo. Son fondos que pierden valor con la devaluación, con el dólar a 40 pesos, mientras que cuando se aprobó el presupuesto estaba por debajo de los 20. “En 2018 no ejecutaron un peso. Se hubieran podido hacer muchísimas más obras si lo hubieran utilizado a tiempo”, señaló el consejero escolar.

El secretario general de Suteba La Plata, Patricio Villegas, por su parte apuntó que “estas obras deberían sacarse nuevamente a licitación porque quedaron desiertas. Algunas porque no se presentaron las empresas y en otros casos las empresas no han presentado todos los papeles”.

“Los sindicatos apuntamos a que se ejecuten las obras de este año y las del año pasado que quedaron retrasadas. Los trabajos tiene que ser realizados como se venían haciendo por trabajo de cooperativas de la región y que se ejecuten en el tiempo que corresponde para evitar la depreciación ante este estado de inflación permanente. El municipio tiene que garantizar las condiciones de seguridad e higiene en las escuelas”, sostuvo el gremialista.

Garro se ha mostrado preocupado por aquellos reclamos que han trascendido mediáticamente. Mientras tanto, los problemas edilicios en las escuelas crecen al ritmo de la debacle de la economía y la recesión de la actividad.

Desde la oposición, en el Concejo Deliberante indicaron también que, tras un relevamiento que realizaron recientemente, encontraron que hay trescientos establecimientos educativos que tienen los matafuegos vencidos.

En el Consejo Escolar, donde se atienden estas medidas menores, hay cinco mil reclamos de escuelas y jardines que aún no han tenido resolución. El Consejo Escolar de La Plata se mantuvo inactivo en el último mes a raíz de los cambios de funcionarios en el área de tesorería.

La situación del sistema educativo en la provincia

La situación de precariedad edilicia que atraviesan las escuelas platenses se enmarca en la crisis educativa provincial, que tuvo su punto más alto en las dos muertes de la vicedirectora Sandra Calamano y el auxiliar Rubén Rodríguez, de la Escuela Nº 49 de Moreno.

Vidal profundizó el ajuste en educación desde diciembre, cuando cerró la Unidad Ejecutora Provincial, encargada de las obras de infraestructura. Prosiguió con los cierres –o intentos frenados por familiares, estudiantes y docentes– de escuelas rurales, del Delta y de bachilleratos de adultos; con la municipalización del Servicio Alimentario Escolar y de los Equipos de Orientación Escolar.

En lo salarial, todavía no cerró un acuerdo con los gremios que rechazan aumentos del 20% cuando, por los efectos de la crisis cambiaria, la inflación llegaría al 42% para este año.

Ante este panorama, desde la oposición legislativa de los bloques de Unidad Ciudadana-FpV-PJ han presentado proyectos para declarar la Emergencia Educativa. Pidieron la remoción del titular de la cartera educativa, Gabriel Sánchez Zinny, y realizaron también un pedido de interpelación en tres oportunidades para que este funcionario se hiciera presente para dar explicaciones por las muertes en Moreno y la situación general de la educación provincial.

Los gremios llamaron a un nuevo paro

El Frente de Unidad Docente Bonaerense confirmó ayer un paro para los días 12 y 13 de septiembre. Será para pedir un “urgente aumento salarial” cercano al 30% con cláusula gatillo y para que el gobierno declare la “emergencia edilicia provincial”, un reclamo que también le había hecho a la gobernadora el kirchnerismo en la Legislatura.

Patricio Villegas (Suteba La Plata): “Los sindicatos apuntamos a que se ejecuten las obras de este año y las del año pasado que quedaron retrasadas. Los trabajos tiene que ser realizados como se venían haciendo, por trabajo de cooperativas de la región”.

La medida será también para rechazar los aumentos en las prestaciones de IOMA que afectan aún más el bolsillo de los afiliados en un contexto de fuerte deterioro salarial; y para pedir justicia por las muertes de Calamano y Rodríguez.

“Rechazamos el congelamiento salarial, la pérdida del poder adquisitivo, el deterioro de los salarios de los/as jubilados/as, las irregularidades en las liquidaciones salariales y no saber cómo y cuándo cobramos nuestro salario”, afirmaron desde el FUDB en un comunicado.