Luego de la marcha universitaria, Educación postergó la paritaria y crece el descontento en los docentes

El Ministerio de Educación de Alejandro Finocchiaro suspendió la reunión que había programado para la mañana de ayer, luego de la masiva marcha nacional universitaria. La pasó para el lunes. Tras la corrida, los docentes piden un 30% de aumento y una cláusula gatillo como condición indispensable.

264

Tras la masiva movilización universitaria del jueves en defensa de los salarios y el presupuesto educativo, el Ministerio de Educación de la Nación suspendió la reunión de negociación salarial que había pautado para la mañana de ayer. Primero la postergó para la tarde y luego la trasladó para el lunes a las 17:30 hs.

La reprogramación del encuentro se debió a la falta de indicadores económicos que sirvan para medir el alcance de la devaluación y sus efectos en el costo de vida. A lo largo de agosto, el gobierno depreció el peso en un 34% y eso redefine los pedidos docentes.

“En este contexto, llevar adelante una negociación es muy complejo. Esperamos que haya una propuesta razonable del gobierno que nosotros podamos verdaderamente evaluar. Caso contrario, convocamos a nuevas medidas de fuerza”, dijo a Contexto Verónica Vetancourt, secretaria adjunta de Conadu.

La respuesta de los gremios fue por dos caminos. Por un lado, Conadu Histórica (CTA Autónoma) confirmó “el no inicio de clases y el cese total de actividades” por quinta semana consecutiva tras el receso invernal, y será hasta el sábado 8 de septiembre inclusive. Desde este gremio definieron como una “provocación” la postergación de la reunión. “Repudiamos las medidas dilatorias que sólo profundizan el conflicto universitario y ratifica su reclamo de 30% de aumento salarial con cláusula gatillo, y la restitución de los 4 mil millones de recorte presupuestario”, señalaron en un comunicado.

Por su parte, Conadu esperará a que el gobierno presente una propuesta también alrededor del 30% –en la última ofreció un 20%–, y en caso de no hacerlo llamará a paros y clases públicas para la semana próxima.

En la mesa de negociación de “sesión permanente” que creó Educación esta semana, los docentes harán especial hincapié en obtener una cláusula de revisión en medio de la devaluación que afectará los salarios. “Sabemos que el acento tiene que estar puesto en la cláusula de revisión, que es lo que puede garantizar que en un contexto complejo como este los salarios de docentes universitarios no sigan perdiendo poder adquisitivo”, dijo Vetancourt.

La gremialista valoró el peso que generó la movilización a Plaza de Mayo en defensa de mayor inversión presupuestaria y salarial. “La marcha fue un punto de inflexión. Después de la marcha, la discusión tiene que ser otra. Por eso reclamamos un aumento del 30%”, concluyó.