En medio de la crisis, Dujovne viaja a Washington para negociar más ajuste

Luego de las reuniones que matuvieron el jueves a la noche los funcionarios con el presidente, el ministro de Hacienda viajó a Estados Unidos para negociar los términos del nuevo acuerdo con el FMI. En Argentina, luego de una fuerte intervención del BCRA, el dólar calmó su racha alcista y cerró a 38 pesos.

205

Por Pablo Pellegrino

La corrida cambiaria incrementó su intensidad en los últimos días de agosto con una megadevaluación que acumula más del 100% en el año y que llevó al dólar desde los 18 pesos en enero hasta los 38 al cierre del mercado el viernes.

En ese marco, luego de las reuniones que mantuvieron los funcionarios del gobierno en la Casa Rosada, el ministro Dujovne emprendió nuevamente un viaje a Washington para renegociar los términos del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

En un increíble mensaje grabado y emitido minutos antes de que abrieran los mercados, el presidente Mauricio Macri había dicho que el nuevo acuerdo al que había arribado con el FMI estipulaba que el organismo adelantaría en 2019, de ser necesario, los fondos pactados para 2020 y 2021 para cubrir el programa financiero del Estado. El supuesto entendimiento comenzará a discutirse recién el martes, cuando la titular del Fondo, Christine Lagarde, se reúna con Dujovne en Washington.

“Nuestro objetivo es concluir rápidamente estas conversaciones y presentar el plan económico revisado al Directorio Ejecutivo del FMI. Como destacó la Directora Gerente, Argentina cuenta con el pleno respaldo del Fondo y confiamos en que el fuerte compromiso y la determinación de las autoridades argentinas ayudarán al país a superar las dificultades actuales”, dijo a través de un comunicado el vocero del organismo de crédito, Gerry Rice.

Antes del encuentro con Lagarde, Dujovne volverá a “enviar un mensaje a los mercados” para llevar calma. Se espera que dentro del paquete de medidas económicas que anuncie el titular de Hacienda, el gobierno se comprometa a acentuar el ajuste fiscal que ya pactó con el FMI por 300.000 millones de pesos.

¿Vuelve el kirchnerismo?

Al mismo tiempo, y con el objetivo de reducir aún más la meta de déficit fiscal para el año que viene, el gobierno evalúa reinstalar un esquema de retenciones para las exportaciones, que ya cosechó críticas de la Sociedad Rural Argentina.

Cabe recordar que la primera medida de Mauricio Macri fue la de anunciar desde la localidad bonaerense de Pergamino la eliminación de todas las retenciones agropecuarias y una reducción gradual de cinco puntos porcentuales por año a las retenciones de la soja.

La eliminación de ese tributo, sumado a la eliminación de retenciones al sector minero y hasta la reducción (casi completa) del impuesto a los bienes personales, son parte de los ingresos que el Estado dejó de percibir y llevaron a casi duplicar el déficit fiscal desde 2015.

Además, otra posibilidad que barajaron los principales medios del país es que se aplique algún tipo de gravamen al turismo internacional para frenar la abultada fuga de divisas por ese rubro que, el año pasado, superó los 11.000 millones de dólares. Cuando en 2011 la fuga de capitales superó los 20.000 millones de dólares y el gobierno de Cristina Fernández decidió endurecer los controles cambiarios con el denominado “cepo”, se estableció también un régimen similar para el turismo.

Con intervención del Central, el dólar recortó la suba

El viernes, luego de la fatídica jornada del jueves en la que la divisa norteamericana se disparó más del 15% y en cuestión de horas alcanzó los 40 pesos, el dólar atenuó su racha alcista y se ubicó en torno a los 38.

El Banco Central, que el jueves decidió subir al 60% su tasa de política monetaria, vendió 250 millones de dólares para bajar la cotización en el segmento mayorista, donde la divisa cerró la jornada a 37,12 pesos. Desde el comienzo de la rueda, la autoridad monetaria salió a jugar fuerte con el anuncio de tres subastas que desarrollaría durante el día por 650 millones de dólares, de los cuales terminó adjudicando 250. Cerca de las 11 de la mañana subastó los primeros 75 millones a un precio de corte promedio de 37,61 pesos; al mediodía adjudicó otros 100 millones de dólares a un precio promedio de 37,30 pesos; finalmente, minutos antes del cierre, ofreció 500 millones de dólares de los cuales vendió 100 a un precio promedio de 36,93 pesos y logró cortar la tendencia de la última semana.

Las reservas internacionales se ubican en el orden de los 53.000 millones de dólares, cuando en junio, después del primer desembolso del FMI y otros bancos internacionales, habían alcanzado los 63.000 millones.