La situación en el Ministerio de Agroindustria se torna cada vez más tensa ante el inminente despido de 1.200 trabajadores, que inició ayer con cinco cesantías. De inmediato, profesionales y empleados del área nucleados en ATE se manifestaron en la sede ministerial conducida por Miguel Etchevehere, donde vivieron horas tensas con efectivos policiales y de Infantería ubicados para intimidar a los manifestantes.

En simultáneo a la masiva marcha en defensa de la Educación Pública, los trabajadores de Agroindustria protagonizaron un fuerte repudio en el marco del plan de lucha que vienen sosteniendo desde hace semanas. La intención de Etchevehere de encabezar un ajuste en la cartera nunca había tomado una instancia concreta hasta ahora.

“Se venía diciendo que se venía ‘restructuración en Agricultura Familiar’. Se hablaba de 1.200 despidos en el Ministerio y 600 en la Secretaría. Hoy se concretaron los primeros despidos, por lo que se convocó de manera inmediata en el Ministerio”, dijo a Contexto la delegada de la Secretaría de Agricultura Familiar en su regional La Plata, Eliana Negrete, quien ratificó el plan de lucha que continuará por parte de los trabajadores nucleados en ATE.

“Se hablaba de 1.200 despidos en el Ministerio y 600 en la Secretaría. Hoy se concretaron los primeros despidos”.

Según el gremio que representa a los trabajadores de la SAF, los despidos en ese organismo no son otra cosa que “la antesala del desmantelamiento de un área que es clave para los pequeños productores, ya que la mayoría de los que fueron despedidos son ingenieros agrónomos, técnicos agropecuarios y veterinarios que venían desarrollando una valiosa tarea de asistencia y apoyo a las familias que viven en el entorno rural”.

Hasta el momento, la única instancia de diálogo con los funcionarios de la cartera fue con el director de Recursos Humanos, quien confirmó los despidos. Durante toda la jornada de ayer se exigió la presencia de Etchevehere, hasta ahora sin éxito.

“Lo que se busca, por el modelo económico de este gobierno, es básicamente que se favorezca a los pooles de siembra, a los monocultivos de soja, y destruir todo lo que sea la pequeña agricultura. Al mismo tiempo, la soja no tiene retenciones, y a eso le suman cada vez más privilegios. El mismo gobierno asegura que no va a ajustar por ese lado”, agregó Negrete.

En 2016 echaron a trescientos trabajadores del área, y pudieron volver a trabajar 150. Hace tres meses atrás despidieron a 330 y recuperaron su trabajo cincuenta, mientras que en Senasa despidieron a 350 este año. De acuerdo con la información que manejan los sindicatos, se realizó una reunión en Buenos Aires con los representantes provinciales de Agricultura Familiar para que avancen en el despido del 50% de su planta.

Hace dos semanas hubo un paro activo y hoy habrá continuidad de la medida de fuerza iniciada ayer por los trabajadores. Cabe destacar que Miguel Etchevehere, antes de ser la máxima autoridad en Agroindustria, fue el presidente de la mismísima Sociedad Rural Argentina.