En medio del paro provincial docente que comenzó ayer, en La Plata, los gremios docentes llevaron a cabo una jornada de protesta para exigir a los gobiernos de María Eugenia Vidal y Julio Garro soluciones concretas para enfrentar la crisis educativa que imposibilita el normal funcionamiento de las escuelas.

Piden la declaración de la emergencia educativa y la ejecución del fondo educativo aprobado en el presupuesto municipal. Según los gremios, en la provincia son cerca de novecientos los establecimientos que no tienen clases por la crítica condición de infraestructura. En tanto, en La Plata son entre cuarenta y cincuenta.

Jésica Salinas (secretaria General de la junta interna de ATE Educación): “Entregamos por tercera vez una nota de pedido de audiencia teniendo en cuenta la situación de las escuelas en el distrito de La Plata”.

En la capital bonaerense, la principal actividad fue un abrazo simbólico en la Secundaria Nº 8 ubicada en calle 48 e/ 9 y 10. Gremialistas, legisladores, concejales, consejeros escolares, estudiantes y familiares se tomaron de la mano en una hilera a lo largo de toda la cuadra que da al ingreso a la escuela para visibilizar las precarias condiciones de infraestructura de los establecimientos de la región.

La medida distrital fue organizada por el Bloque Sindical de La Plata (Suteba, Udocba, Sadop, Soeme y ATE) y estuvo enmarcada en el paro de 72 horas para martes, miércoles y jueves que dispuso el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) en rechazo a las reiteradas propuestas salariales del gobierno de Vidal por debajo de la inflación, y a la falta de respuestas ante los problemas edilicios –que provocaron dos muertes en Moreno– y de los comedores escolares. Hoy, el cese de actividades continuará con una marcha a Gobernación que partirá desde Plaza Italia a las 10 hs.

En la puerta de la Secundaria Nº 8 estuvieron los diputados Florencia Saintout (UC), Guillermo Escudero (PJ); los ediles de la oposición Gastón Castagneto, Victoria Tolosa Paz, Cristian Vander y Lorena Riesgo; y los consejeros escolares Emanuel Insaurralde y Juan Manuel Isasi (UC), entre otros.

“La situación es caótica. Hay escuelas cerradas con presupuesto aprobado hace más de un año, pero la plata no llega. Y en este caso hay 4 millones de pesos asignados para esta secundaria y la escuela se encuentra cerrada”, dijo a Contexto Gastón Castagneto.

Los dirigentes alertaron por la subejecución de los fondos presupuestarios de 2016 y 2017 destinados a infraestructura. “Las autoridades no ponen la plata en las escuelas y patean la pelota para adelante. O usan la plata para otros intereses, para pagar más publicidad y tener cobertura mediática. Este abrazo es un mensaje a la sociedad, para ayudar a la educación. Pedimos que las autoridades se hagan presentes en las escuelas y cumplan con su función”, sostuvo el presidente del bloque de Unidad Ciudadana.

“Elegimos esa escuela porque allí no se terminó de ejecutar el presupuesto municipal, porque trabajan allí cooperativistas que les han rescindido los contratos con la excusa de que no cumplen con los papeles. La obra comenzó, trabajaron algunos días, pero están inconclusas por falta de presupuesto”, apuntó por su parte la secretaria gremial de Suteba La Plata, Paula Tardón.

Por último, los gremialistas se trasladaron a la Municipalidad para entregar una nota donde solicitaron una audiencia con el intendente Julio Garro.

Gastón Castagneto (concejal FPV-PJ La Plata): “La situación es caótica. Hay escuelas cerradas con presupuesto aprobado hace más de un año, pero la plata no llega”.

“Entregamos por tercera vez una nota de pedido de audiencia teniendo en cuenta la situación de las escuelas en el distrito de La Plata, llamando al intendente a que nos reciba, pero nos vienen recibiendo agentes de seguridad”, cuestionó en diálogo con este medio Jésica Salinas, secretaria general de la junta interna de ATE Educación La Plata.

En el Concejo Deliberante, la oposición apuesta a declarar la emergencia educativa para volcar fondos en las escuelas de manera más directa, pero el oficialismo, que es mayoría, no da señales en ese sentido.

La movilización de hoy

Tras el fracaso en la reunión paritaria de la semana pasada, el jueves los gremios que integran del FUDB confirmaron un paro de 72 horas para martes, miércoles y jueves que tendrá hoy su punto más alto, cuando los gremios marchen a la Gobernación en la que promete ser una multitudinaria convocatoria.

Piden escuelas seguras, salarios dignos y aumentos en los cupos de los comedores escolares, que en los casos de las escuelas que no tiene sus puertas abiertas, no están brindando el servicio.

“Hay novecientas escuelas sin clases en Buenos Aires, lo que implica 500.000 chicos sin educación. Las familias le están reclamando a la gobernadora que se haga cargo de la educación pública”, dijo Roberto Baradel en una conferencia de prensa junto a los demás secretarios generales del FUDB. “Exigimos que elaboren un plan de contingencia. Los establecimientos escolares deben ser seguros, no puede ser que un trabajador de la educación o un chico ponga en riesgo su vida por ir a la escuela”, concluyó.