Según explicaron los trabajadores a Contexto, el martes 28 llegaron a trabajar como cualquier día, haciendo sus habituales tareas por la mañana, pero por la tarde fueron citados a la oficina del hotel. “Un escribano público nos leyó un acta en la que nos informaban que por dificultades económicas, reducción de facturación y rentabilidad, quedaba extinguido el vínculo laboral”, detallaron.

“Una vez que terminaron el acta, nos invitaron a sacarnos el uniforme y a retirarnos del establecimiento. No nos querían ni ver la cara”, explicó un trabajador, quien agregó que la empresa había contratado incluso personal de seguridad para evitar disturbios al momento del anuncio.

Emplazado en pleno centro de la ciudad, el Hotel Argentino contaba con veinticuatro plazas, servicio de restaurante, salón de conferencias y eventos, con una planta de sólo diez empleados. Según detallaron los trabajadores, la empresa “venía mal” y los dueños “lo dejaron estar”. “No se preocupaban tanto como antes”, e incluso cerraron las reservas online y los pagos con tarjetas, lo que significó que perdieran gran cantidad de clientes.

“La gente que consumía antes era la clase media baja, y ahora eso se está cortando y está yendo la clase media para arriba”, dicen en UTHGRA.

Según detalló a Contexto Mauro Coronel, secretario general de la seccional La Plata de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA), el Hotel Argentino “se vendió y el que lo compra no va a continuar con la actividad hotelera, por lo que los trabajadores van a quedar sin trabajo” y en cuatro días hábiles la empresa deberá pagarles la indemnización.

Si bien La Plata no se destaca por ser una ciudad turística, Coronel reconoció que “los hoteles no están pasando por un buen momento”, y que aunque la actividad se mantiene, “está medio parado todo”. “La gente que consumía antes era la clase media baja, y ahora eso se está cortando y está yendo la clase media para arriba”, resumió.

En el caso del Argentino, “el hotel quedó chico a lo que aumentaron las cargas sociales, los impuesto, lo que aumentó todo”, destacó el referente de UTHGRA, sindicato que hoy se encuentra acompañando a los trabajadores despedidos.

Los despidos de esta semana engrosan el desempleo en La Plata, que, según la última medición del INDEC, escala a un 7,8%, mientras que la subocupación llegó al 10%.