En la quinta reunión paritaria del año, el Ministerio de Educación de la Nación ofreció nuevamente un aumento del 15%, esta vez a octubre. Como en oportunidades anteriores, fue rechazado por la totalidad de los gremios que representan a los docentes universitarios del país.

La negociación pasó a cuarto intermedio hasta el miércoles a las 10 hs, cuando las partes se vuelvan a ver. Conadu hará distintas actividades esta semana para continuar su plan de lucha, sin paros, medida que estará supeditada a lo que ocurra el miércoles. En tanto, Conadu Histórica sí prolongará los ceses de actividades para esta semana. Ambas participarán de la marcha nacional que se realizará el jueves desde el Congreso hasta el Ministerio de Educación contra la política de recortes presupuestarios y salarios por debajo de la inflación que ha buscado imponer el macrismo.

Por el lado del gobierno, en la mesa estuvieron el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, y la secretaria de Políticas Universitarias, Danya Tavela. Por los gremios participaron dirigentes gremiales de Conadu, Conadu Histórica, FEDUN, CTERA, UDA y Fagdut.

Luis Tiscornia (Conadu Histórica): “La oferta del ministro nos sigue dejando por debajo de la inflación, porque cobraríamos un 15% en octubre cuando la inflación proyectada será del 24%”.

El gobierno ofreció un 15% en tres tramos: 5% en mayo, 5,8% en agosto y un 4,2% adicional en octubre. Los gremios piden un 30% y cláusula gatillo, de acuerdo con las proyecciones inflacionarias para este año, superiores a esa cifra. El cambio de ayer estuvo dado en que el 15% ya no será el techo, sino el piso que va a regir la negociación. Los gremios lo atribuyen al impacto que han tenido los paros y movilizaciones.

“Si no tenemos una resolución en el transcurso de la semana, las medidas de fuerza podrían volver con paro para la semana que viene”, dijo Carlos De Feo, secretario general de Conadu, en la conferencia de prensa posterior a la reunión. “La oferta del ministro nos sigue dejando por debajo de la inflación, porque cobraríamos un 15% en octubre cuando la inflación proyectada será del 24%. Eso le observamos al ministro. Mínimamente se tiene que mantener el poder adquisitivo de los salarios”, señaló por su parte el titular de Conadu Histórica, Luis Tiscornia.

Carlos De Feo (Conadu): “Si no tenemos una resolución en el transcurso de la semana, las medidas de fuerza podrían volver con paro para la semana que viene”.

La principal preocupación de los gremios son los recortes presupuestarios para las casas de estudio, que provocaron que veinte universidades se hayan declarado en estado de emergencia. En las dos semanas anteriores hubo paro con alto acatamiento en 57 universidades, abrazos y movilizaciones contra el ajuste en educación superior, que postergaron el reinicio de las clases.

El tarifazo en los servicios, los presupuestos desactualizados en relación con la inflación de este año y las subejecuciones en los gastos de funcionamiento son los factores que denuncian los sindicatos como causantes del deterioro educativo.

“Lo que se está afectando es el concepto del derecho a acceder a la educación superior. Quieren convertir la educación superior en un privilegio”, alertó De Feo.

Marcha de antorchas en La Plata

Trabajadores docentes, no docentes y estudiantes realizaron ayer desde las 19 hs una movilización desde Plaza Italia, en el centro platense, hasta la Plaza San Martín, donde está la Gobernación, para culminar con un breve acto en el Rectorado.

Cientos de personas marcharon por avenida 7, precedidas por la columna del gremio de los docentes universitarios de la UNLP (ADULP). Detrás marcharon los estudiantes de la FULP, organizaciones estudiantiles y centros de estudiantes a lo largo de cerca de tres cuadras.

ADULP encabezó la marcha con antorchas en la mano, un modo de protesta que se ha vuelto el sello de los universitarios a lo largo de los siete meses que lleva el conflicto, desde el inicio del ciclo lectivo.

Octavio Miloni (ADULP): “Estamos en lucha con altos niveles de masividad y compromiso, tanto por el salario como con la educación pública”.

Las columnas se detuvieron en Plaza San Martín, donde se encontraba la carpa de los trabajadores del Astillero Río Santiago de Ensenada que resisten el posible cierre de la empresa. Docentes y “astilleros” se unieron sobre avenida 7 con cánticos contra Macri y Vidal.

“Estamos en lucha con altos niveles de masividad y compromiso, tanto por el salario como con la educación pública”, dijo a Contexto Octavio Miloni, secretario general de ADULP. “En lo salarial, a partir de la lucha el techo del 15% se convirtió en el piso inicial de la discusión. Ahora tenemos que negociar cuál va a ser el valor final. Transformamos una realidad que parecía muy sombría”, evaluó.