La puesta en marcha de obras de mantenimiento edilicio en escuelas se convirtió en el centro de un intenso debate con el intendente de La Plata, Julio Garro, en plena emergencia educativa tras el incidente sucedido en la escuela Nicolás Avellaneda de Moreno, donde dos personas perdieron la vida. Organizaciones sociales nucleadas en la CTEP, el Frente de Organizaciones en Lucha y Barrios de Pie marcharon ayer a la Municipalidad para exigir que den lugar a las cooperativas de trabajo para avanzar con las obras, que están estancadas y con la tentativa de ser otorgadas de manera exclusiva a firmas privadas.

“Esto surge porque hay un conflicto frente a las obras de infraestructura en las escuelas. Ya todos sabemos que hay una situación de emergencia muy crítica en la provincia de Buenos Aires en general y en La plata en particular. En ese contexto, la ciudad recibe una cantidad inmensa de dinero para mantenimiento de escuelas y sigue demorando el inicio de obras por ese fondo”, expresó a Contexto Emilio Marcioni, referente del Movimiento Justicia y Libertad, adherido a la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).

Según indicaron desde las organizaciones, del Fondo Educativo la ciudad de La Plata recibió en 2018 una cantidad “que llega a los 100 millones de pesos”, y desde enero el Municipio está demorando la ejecución “como parte de una acción especulativa para estirar las obras al 2019, que es año electoral”. Mientras tanto, las escuelas de la ciudad están en alerta por múltiples problemas estructurales que han generado el no inicio de clases en muchos establecimientos.

La movilización se desarrolló durante las primeras horas de la mañana de ayer y convocó a cientos de personas nucleadas en sectores como la Corriente Clasista y Combativa, Barrios de Pie, la Coordinadora John William Cooke, el Movimiento Evita, entre otras agrupaciones. La movilización, de fuerte anclaje en la obra pública en escuelas, estuvo acompañada por los gremios que componen el Bloque Sindical Educativo Platense: AMET, ATE, FEB, SADOP, SOEME, SUTEBA y UDOCBA.

“El municipio ha tomado la decisión política de dejarnos de lado a partir de este año. Somos más de doscientos compañeros con sus familias que se quedan en la calle”

“El municipio ha tomado la decisión política de dejarnos de lado a partir de este año. Somos más de doscientos compañeros con sus familias que se quedan en la calle. Han puesto como excusa que el trabajo de las cooperativas ‘no era acorde a las demandas’, cuando es exactamente lo contrario”, dijo a Contexto Cristian Medina, responsable de Barrios de Pie en La Plata.

Cabe recordar que desde hace varios meses organizaciones sociales impulsan un proyecto de ordenanza municipal para que el 25% de la obra pública en el distrito de La Plata sea otorgado a mano de obra de cooperativas, sector golpeado en profundidad por la recesión económica.

“No se pueden hacer especulaciones electorales frente a escuelas que no tienen gas, a las que se le cae el cielorraso, donde hay personas que resultan electrocutadas. A su vez, nos quitan el trabajo a las cooperativas que somos las que garantizamos que el trabajo se ejecute. No pagamos coimas como sí lo hacen las firmas privadas, muchas veces manejadas por testaferros de los propios funcionarios”, agregó Marcioni.