Durante su discurso en el Senado argentino, el pasado miércoles 22 de agosto, la expresidenta y actual senadora nacional Cristina Fernández de Kirchner denunció que “la utilización del Poder Judicial como un instrumento de persecución y proscripción de dirigentes populares es un modelo regional”.

La senadora señaló: “Lo que está pasando hoy, y ningún senador o senadora se puede dar por no enterado, la utilización del Poder Judicial como un instrumento de persecución y proscripción de dirigentes populares, les aclaro, más allá de la categoría de ‘juez enemigo’ de Claudio Bonadio, que es sólo un instrumento, un títere en definitiva, esto es un modelo regional que podemos ver en Brasil claramente”.

CFK: “el que puede ser presidente y gana en primera y en segunda vuelta se llama Luis Inácio Lula Da Silva. Y si no puede competir y ganar y ser presidente, ¿sabe por qué es, senador (Pichetto)? Porque lo metieron preso porque, si no, ganaba las elecciones”.

“El otro día, cuando finalizaba el discurso del señor presidente del bloque de Argentina Federal (Miguel Ángel Pichetto), hablaba de que todo esto deteriora la política y que había generado que en Brasil un militar de derecha, fascista, como Bolsonaro, podría ser presidente. Se le olvidó un detalle: el que puede ser presidente y gana en primera y en segunda vuelta se llama Luis Inácio Lula da Silva. Y si no puede competir y ganar y ser presidente, ¿sabe por qué es, senador (Pichetto)? Porque lo metieron preso porque, si no, ganaba las elecciones. ¿Le suena? A mí me suena y mucho”, remarcó la senadora.

Cristina Fernández de Kirchner sostuvo que “esta instrumentación del Poder Judicial que se da aquí en Argentina, que se da en Brasil, que se da en Ecuador, es una estrategia regional, no tengo ninguna duda, y creo que quienes estamos sentados en estas bancas, con mayores o menores diferencias, también lo sabemos”.

CFK: “esta instrumentación del Poder Judicial que se da aquí en Argentina, que se da en Brasil, que se da en Ecuador, es una estrategia regional”.

En diálogo con Contexto, el presidente del bloque de diputados del Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil, Paulo Pimenta, señaló que “lo que sucede sistemáticamente en América Latina desde el golpe en Honduras de 2009 es que la derecha neoliberal, viendo que por el voto sería barrida de nuestros países, adoptó la estrategia de usar agentes del Poder Judicial, el Ministerio Público y la Policía para derrocar gobiernos, arrestar a líderes de izquierda e impedir candidaturas importantes identificadas con los anhelos del pueblo”.

“Nosotros estamos denunciando y luchando contra eso en Brasil y somos solidarios a Cristina y los demás compañeros en Argentina que son víctimas de esa estrategia”, aseguró Pimenta.

Pimenta: “La derecha neoliberal adoptó la estrategia de usar agentes del Poder Judicial, el Ministerio Público y la Policía para derrocar gobiernos, arrestar a líderes de izquierda e impedir candidaturas importantes identificadas con los anhelos del pueblo”.

En la misma línea, también en charla con Contexto, Oscar Laborde, diputado del Parlasur, señaló que “lo que algunos ya venimos denunciando hace tiempo, la guerra jurídica, el famoso lawfare, es cada vez más evidente. No hace falta explicarlo mucho porque basta con mirar lo que sucede. El golpe contra Dilma Rousseff y el encarcelamiento de Lula son parte del mismo plan. Eso ahora queda mucho más claro”.

“Estos allanamientos forzados contra la expresidenta Cristina Fernández tienen que ver con esa lógica, al igual que el pedido de prisión contra el expresidente de Ecuador, Rafael Correa, y el pedido de prisión contra el expresidente de Paraguay, Fernando Lugo. Es necesario recordar que en Paraguay un fiscal solicitó una pena de diez años de prisión para Fernando Lugo por no haberle tomado juramento a Horacio Cartes, algo que no le correspondía”, aseguró Laborde.

Laborde: “El golpe contra Dilma Rousseff y el encarcelamiento de Lula son parte del mismo plan. Eso ahora queda mucho más claro”.

El parlamentario afirmó que “las dificultades que tiene el neoliberalismo para implementar su proyecto en la región hace que la brutalidad de la guerra jurídica sea cada vez más clara. Esto representa un achicamiento de la democracia y la destrucción del Estado de derecho en América Latina”.

En igual sentido, a través de su cuenta de Twitter, el presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma, señaló: “Nos unimos al pronunciamiento de la Red de Intelectuales que denuncia acción injerencista de Estados Unidos para derribar al gobierno de Venezuela, e impulsa persecución mediática y judicial contra hermanos Lula, Correa y Cristina Fernández. Rechazamos ofensiva contra la Patria Grande”.