En la novena reunión paritaria del año, el gobierno bonaerense ofreció un aumento salarial del 19% a septiembre, donde incluyó sumas no remunerativas de materiales didácticos por 210 pesos, que lleva la suma al 20,7%. En relación con la propuesta anterior del 16,7%, la elevó en cuatro puntos. El Frente de Unidad Docente bonaerense (FUDB) la rechazó porque “no se traduce en un aumento salarial real y no prevé la aplicación de la cláusula gatillo”, y convocó a un paro de 72 horas para la próxima semana los días martes, miércoles y jueves.

Este nuevo tropiezo de la gestión de Vidal para solucionar la paritaria se produce a 190 días de iniciada la negociación y luego de las dos muertes en Moreno que provocaron múltiples denuncias por el estado ruinoso de las escuelas. En la provincia aún hay aproximadamente 850 escuelas sin clases por este motivo, señalaron los gremios.

El gobierno estuvo representado por los ministros Hernán Lacunza (Economía), Marcelo Villegas (Trabajo) y Sánchez Zinny (Educación). A la propuesta del 20,7% se le sumaría el compromiso de palabra de un nuevo llamado en octubre. En medio de un conflicto tan desgastado y con la economía sumida en una crisis creciente, los sindicatos sólo aceptan la cláusula gatillo como mecanismo para ajustar los salarios a la inflación, por lo que rechazaron también ese aspecto de la negociación.

“Eso no es salario, es una vergüenza”, dijo el secretario general de Suteba, Roberto Baradel, en la conferencia de prensa posterior a la reunión en referencia a los 210 pesos por materiales didácticos. Esa suma no beneficia a los jubilados, sólo a los docentes activos, y tampoco se computa en los ítems de antigüedad y aguinaldo. También indicó que los números que acercó el gobierno son “insuficientes” porque “confirman un salario a la baja”. Y pidió un aumento del 30%, teniendo en cuenta que incluso las estimaciones privadas de la inflación para este año superan ese porcentaje.

En tanto, la titular de la FEB, Mirta Petrocini, cuestionó que el gobierno haya incumplido la conciliación obligatoria por no haber llamado a paritaria en esos quince días. “En todo este tiempo no hubo negociación, no hay diálogo, sólo propuestas unilaterales”, dijo Petrocini.

En un reciente fallo, el Tribunal Nº 3 de La Plata le ordenó a Vidal no aplicar una sanción económica de 659 millones de pesos contra Suteba por una supuesta violación a la conciliación obligatoria.

El paro de 72 horas

El paro de 72 horas estaba programado por el FUDB desde semanas atrás y fue postergado por la conciliación obligatoria. Pasado ese lapso, y tras la negativa a la propuesta de ayer, finalmente fue confirmado.

La medida de fuerza será acompañada por una movilización y actividades en los distritos “para poner de manifiesto ante la sociedad que nosotros no somos los reacios, estamos luchando por la escuela pública que hoy está en estas condiciones”, apuntó Petrocini.

Las muertes en Moreno y la infraestructura

Baradel planteó que durante la reunión el gobierno no hizo ninguna alusión a las muertes de la vicedirectora Sandra Calamano y el auxiliar Rubén Rodríguez. En el salón donde se llevó a cabo el encuentro, los representantes gremiales mostraron carteles frente a los funcionarios con mensajes pidiendo justicia. También había en repudio a la represión de la Policía bonaerense contra los trabajadores del Astillero Río Santiago.

El titular de Suteba exigió “escuelas seguras” y que el gobierno lleve a cabo “un plan de contingencia” para garantizar la vida de alumnos y trabajadores. “El gobierno tiene que convocar a los intendentes, a los gremios, a los consejos escolares, a las universidades, a los colegios profesionales, y establecer un plan de contingencia en la provincia que permita tener las escuelas seguras. Vidal tiene que reaccionar y dar respuestas globales a la situación de seguridad de las escuelas”, subrayó.

Tras los pedidos, ayer el gobierno confirmó que el próximo martes habrá una mesa técnica sobre infraestructura con los gremios para buscar soluciones a la debacle edilicia en la que se encuentran las escuelas públicas. Hasta las muertes en Moreno, los gremios han denunciado que infraestructura ha sido un tema ignorado por el gobierno. El cierre de la Unidad Ejecutora Provincial (UEP) y los constantes reclamos de la comunidad educativa contra la Dirección de Infraestructura Escolar por su inacción son expresión de esto.

Por otro lado, otro punto desarrollado por los gremios fue la situación de los niños y las niñas que se alimentan en los comedores, muchos de los cuales están cerrados por las graves situaciones edilicias de los establecimientos. Son cerca de un millón de alumnos, precisó Baradel.