Docentes, no docentes y estudiantes confluyeron ayer al mediodía en el Rectorado de la Universidad Nacional de La Plata, donde llevaron a cabo un acto y un abrazo simbólico en rechazo a la política de ajuste que el gobierno nacional aplica sobre las casas de estudio de todo el país.

La convocatoria fue multitudinaria y desbordó el playón de ingreso al Rectorado hacia avenida 7, repleta de personas y organizaciones estudiantiles que levantaban sus banderas. “La educación es un derecho y el Estado su garante”, y “No al recorte del presupuesto” eran algunos de los mensajes inscritos en carteles que colgaban de las rejas del Rectorado.

Del abrazo también participaron maestros y maestras de Suteba y concejales platenses. Fue en el marco del paro de 96 hs en 57 universidades que dispusieron para esta semana las federaciones nacionales que nuclean a los docentes, por aumento salarial mayor al 25% con cláusula gatillo y mayor presupuesto para la educación superior pública. En La Plata, del paro también participaron los colegios de la UNLP.

El paro de docentes avanza por su tercera semana, luego del rechazo a la oferta salarial del Ministerio de Educación que los gremios rechazaron en su conjunto porque no supera el techo salarial del 15%.

Durante el acto hablaron los secretarios generales de los tres gremios de la UNLP: Octavio Miloni (Adulp), Raúl Archuby (ATULP) y Gisela Cernadas (FULP), quienes cuestionaron duramente los recortes presupuestarios y la falta de una oferta salarial digna para los trabajadores de la educación.

“Este abrazo es para poner a la comunidad universitaria en alerta y movilización”, dijo Octavio Miloni, secretario general de ADULP. El problema de la educación no va a estar resuelto porque hay una decisión política de achicar la educación”, añadió.

Raúl Archuby: “El sistema público universitario está en serio riesgo, más aún en las diecisiete universidades nuevas que se crearon en los últimos años y que tienen problemas presupuestarios”.

“El sistema público universitario está en serio riesgo, más aún en las diecisiete universidades nuevas que se crearon en los últimos años y que tienen problemas presupuestarios”, afirmó a Contexto Raúl Archuby, secretario general de ATULP. “Cambiemos busca cercenar todo aquello que es público”, señaló el gremialista, quien remarcó que el “Ministerio de Educación hizo este año un recorte de tres mil millones de pesos” en el presupuesto del sector.

Entre los gremios universitarios también hay incertidumbre por los recortes previstos para la educación pública en el presupuesto del año próximo, que afectaría seriamente los salarios y el funcionamiento de las universidades.

Desde el sector estudiantil, la presidenta de la Federación Universitaria de La Plata (FULP), Gisela Cernadas, apuntó: “Hoy nos encontramos frente a una situación en la cual 57 universidades aún no han iniciado sus clases, no sólo por el bajo ofrecimiento en negociación paritaria del gobierno nacional, sino también por las condiciones de presupuesto de las universidades, que son insuficientes y no permiten un funcionamiento básico para garantizar las cursadas”.

Frente al Rectorado, sobre la avenida 7, marchaban los trabajadores estatales bonaerenses y del Astillero Río Santiago. Tras el acto que protagonizaron los referentes gremiales de la UNLP, la comunidad educativa se sumó a la movilización que hicieron los ‘astilleros’ a Gobernación en repudio a la brutal represión del gobierno de Vidal el martes.

El plan de lucha de los gremios de la UNLP prosigue el lunes 27 de agosto con una marcha de antorchas y el jueves 30 con una marcha universitaria al Palacio Pizzurno en la que participarán docentes de distintos puntos del país.