A pesar de los elocuentes videos viralizados en las redes sociales, las principales figuras de Cambiemos salieron a justificar la salvaje represión que ordenó María Eugenia Vidal contra los trabajadores del Astillero Río Santiago este martes en La Plata. Otra vez, desde el oficialismo muestran una insensibilidad total frente a un drama como el que se vivió hoy en la capital bonaerense.

En defensa de la Policía, la diputada provincial Carolina Píparo publicó un tuit provocativo en relación con el patrullero que había atropellado a un manifestante. “Represión, dicen”, escribió la legisladora platense.

Por su parte, el intendente de La Plata, Julio Garro, también usó las redes sociales para validar el uso de la violencia. “Hay muchos que no entendieron el cambio que reclaman los vecinos. Reiteramos que el único camino posible para la solución de conflictos es el DIÁLOGO”, posteó en su Facebook sin mencionar quiénes era los que estaban disparando postas de goma.

“Repudiamos todos los actos violentos que se sucedieron esta tarde y esperamos que la Justicia haga cumplir la ley”, reclamó, enojado, el jefe comunal. Un lector desprevenido podría leer un mensaje contra Vidal y no al revés.

Uno de los máximos responsables de los hechos de hoy fue el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo. “Si no hubiésemos actuado así, entraban a gobernación y no sabíamos las consecuencias”, advirtió.

“Cuando hablaron a la mañana, y la gente no entraba en razones, cuando vemos que hay mochilas, hay palos, uno entiende que no vienen solamente a buscar un diálogo”, agregó el funcionario. El fiscal interviniente, Marcelo Martini, había dicho no había tenido tiempo de ver los videos que estaban circulando.

El presidente de la Cámara de Diputado bonaerense también estudió el mismo libreto. “Repudio el accionar de un grupo de violentos que quiso ingresar por la fuerza a la gobernación. En la Provincia, no queremos más este tipo de conductas de dirigentes que dicen representar a los trabajadores”, advirtió en Twitter.