Miles de personas nucleadas en la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y organizaciones populares encolumnadas en el Movimiento Evita colmaron las calles de La Plata para reclamarle a Vidal puesto de trabajo en la obra pública, así como la reactivación de salarios adeudados a cooperativas. La movilización partió de Plaza Italia y culminó en el Ministerio de Infraestructura, donde también exigieron el avance de obras proyectadas para la urbanización de villas y asentamientos, estipuladas en la Ley de Infraestructura Social, y “Tarjetas Alimentarias” para los comedores.

Entre otros puntos, se exigió que el 25% de la obra pública en el distrito de La Plata sea otorgado a mano de obra de cooperativas, sector golpeado en profundidad por la recesión económica. Al reclamo se le sumó el pedido por mayores fondos para los comedores escolares de la provincia.

“Estamos reclamando la Ley de Infraestructura Social, trabajo digno. Para que esas obras, que desde hace mucho son necesarias en nuestros barrios populares se hagan a través de las cooperativas de trabajo. Las empresas privadas reparten plusvalía, en cambio, las cooperativas reparten trabajo. Eso es lo que hay que entender”, manifestó la legisladora Patricia Cubría, quien impulsa la ley presentada por los movimientos populares que durante las primeras horas de la tarde de ayer se movilizaron en La Plata.

Patricia Cubria: “Las empresas privadas reparten plusvalía, en cambio, las cooperativas reparten trabajo. Eso es lo que hay que entender”.

La discusión sobre la falta de avance y mano de obra en la obra pública se enmarca en la debacle generada en torno a la falta de mantenimiento evidenciada en la explosión de la escuela Nicolás Avellaneda de Moreno por una fuga de gas y que se cobró la vida de dos personas. “Podríamos haber resuelto muchos problemas. Si las cooperativas de trabajo hubieran estado trabajando en las escuelas, la situación que hoy se vive no sería la misma. Esas escuelas estarían en forma porque son las mismas a las que van nuestros hijos”, agregó Cubría.

La legisladora informó que los movimientos sociales “seguirán movilizándose cada quince días hasta que la ley se discuta y se apruebe”. Entre los presentes estuvo la legisladora Alejandra Martínez, diputada del bloque Convicción Peronista junto a Cubría, quien dijo a Contexto: “A partir del proyecto presentado para Infraestructura Social se abrió una mesa con miembros de todos los Ministerios, donde se estudió dónde podría haber trabajo real para las cooperativas. Estamos en un contexto de pérdida de trabajo a diario. Es necesaria la voluntad política del gobierno para que esto se concrete”.

Cabe destacar que la ciudad de La Plata es una de las más afectadas tanto por la falta de trabajo –hoy en cuarto lugar a nivel nacional en la escala de mayor desempleo– así como por la proliferación de barrios de emergencia. En la provincia de Buenos Aires se concentran casi la mitad de villas y asentamientos del país, y La Plata es el segundo distrito con el mayor volumen de barrios de emergencia. Este mismo motivo llevó a que varias organizaciones sociales se presentasen en el Concejo Deliberante platense esta semana para reclamar planes de vivienda en los barrios más relegados, construcción de redes de luz y agua, y el avance con el proyecto de ley de Regulación Dominial para agilizar títulos de propiedad en villas y asentamientos.