Tras registrar una puerta rota y un despacho violentado, desde el Bloque de Diputados de FpV-PJ denunciaron como “un hecho de gravedad institucional y política” el “ataque intimidatorio” a la oficina de Susana González, integrante de esa bancada y oriunda de Ensenada.

“El hecho quedó en evidencia el martes 14 de agosto a la mañana, cuando al llegar a la oficina 19 del primer piso del Anexo de la Cámara de Diputados, los asesores de la diputada encontraron la puerta rota y el despacho violentado”, detallaron desde ese espacio en un comunicado oficial.

“Inmediatamente, se notificó de la irregularidad al personal de seguridad y al Presidente de la Cámara, Manuel Mosca”, contaron. “Exigimos ver los videos de las cámaras de monitoreo y la sorpresa fue mayor cuando nos confirmaron que las cintas no pudieron registrar nada y fueron cortadas desde el sábado a las 11.50 horas hasta el domingo a las 16.40”, advirtieron.

“Las cámaras se apagaron por un corte de energía intencional que sólo se produjo en ese piso y no tuvo ningún justificativo. Ante esta situación, la diputada realizó la denuncia penal en la Comisaría 1ra. de La Plata”, relataron.

“En un contexto de persecuciones políticas, nos parece un hecho que no puede quedar impune y las autoridades de la Cámara de Diputados tienen que dar respuestas por un accionar delictivo con evidentes complicidades internas, que apunta a la intimidación y a silenciar las voces opositoras”, completaron.