Masivo repudio contra la propuesta de sacar a las calles las Fuerzas Armadas

Organizaciones de derechos humanos, agrupaciones políticas, sindicatos y un millar de ciudadanos se movilizaron ayer en contra de la decisión de Macri de dar lugar a las fuerzas militares en asuntos de seguridad interior. La marcha principal que se concentró frente al Ministerio de Defensa se replicó en diferentes puntos del país.

243

La medida anunciada por Mauricio Macri para que las Fuerzas Armadas tengan lugar en materia de seguridad interior, reformando legislaciones históricas llevadas adelante por Raúl Alfonsín y Néstor Kirchner, provocó un profundo repudio generalizado que se manifestó en la movilización que ayer convocó a miles de personas frente al Ministerio de Defensa. La convocatoria “Fuerzas Armadas represivas ¡Nunca más!” se replicó en varias partes del país de la mano de organizaciones de derechos humanos y múltiples sectores políticos que llamaron al repudio de la iniciativa del gobierno.

A pesar del mal tiempo, una multitud colmó las calles de la ciudad de Buenos Aires frente a la sede de Defensa y la Plaza de Mayo, encolumnada detrás de los estandartes de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, así como de la organización H.I.J.O.S., entre otros organismos como el CELS o CORREPI.

“Vemos en esto una intención de querer instalar una idea de enemigo interno y es un hecho más que se suma a la serie de hechos que estamos viviendo desde diciembre de 2015, como cuando intentó anular el feriado por el Día de la Memoria, cuando se empecinó con el negacionismo o con el nombramiento del propio Oscar Aguad, siniestro defensor de genocidas”, dijo a Contexto Matías Moreno, referente de la Mesa por los Derechos Humanos de La Plata, en referencia a este episodio de repudio, cuyo antecedente más claro se remite a la intención de otorgar el beneficio del “2×1” a genocidas condenados.

La actividad que tuvo su epicentro en el Ministerio de Defensa ubicado en Paseo Colón y Belgrano contó con la presencia de referentes políticos como Leopoldo Moreau, Andrés Larroque, Martín Sabbatella u Horacio Pietragalla, entre tantas otras figuras de la política y la militancia. “Sabemos lo que significa el rol de las Fuerzas Armadas, por eso decimos que milicos en la calle, nunca más”, destacó Lita Boitano, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, quien se pronunció durante el acto desde el escenario oficial de Madres y Abuelas. “Este gobierno implementa la miseria planificada, organiza despidos masivos, y esta medida no hace más que reforzar el modelo represivo que representa los intereses de pocos”, expresó Boitano, quien compartió escenario junto al nieto recuperado Leonardo Fossati.

Otro de los puntos más destacados fue el acompañamiento en el acto de sectores del movimiento de trabajadores, en especial de las CTA y la CGT, gesto clave en el escenario de unificación de fuerzas de cara a un frente opositor al macrismo. El propio Hugo Yasky, referente de la CTA de los Trabajadores y actual legislador de Unidad Ciudadana, manifestó su descontento con la iniciativa del gobierno y calificó de “mentiroso” el argumento oficial de lucha contra el narcotráfico para justificarlo.

En simultáneo con el acto en Capital Federal, se llevaron adelanto actividades similares en puntos de todo el país, como Santiago del Estero, Tucumán, Rosario, Tandil, Córdoba, Mar del Plata, entre otros. Cabe destacar que, además de la concentración en la sede de Defensa, las Madres volvieron a llevar adelante su ronda número 2.102. Allí, Hebe de Bonafini destacó: “El combo FMI y Fuerzas Armadas sólo trae la destrucción, el sufrimiento, el hambre y la persecución”.

El comunicado oficial de los organismos repudió de manera enérgica la decisión de “reformar el sistema de defensa nacional, habilitando a las Fuerzas Armadas a intervenir en cuestiones de seguridad interior”, al que suscriben también la Liga por los Derechos del Hombre, la APDH, Familiares y el MEDH.

Según el comunicado, el objetivo de la reforma es “incrementar los niveles de represión interna con el falso argumento de ‘proteger objetivos estratégicos’, construir un ‘enemigo interno’, acallar las protestas sociales y contener las crecientes movilizaciones que, a lo largo y a lo ancho de nuestro país, enfrentan hoy las políticas de hambre y miseria que el gobierno de Cambiemos lleva adelante”. Entre los convocantes están también fuerzas políticas como Nuevo Encuentro, Patria Grande, Miles y La Cámpora.

Cabe destacar que el diputado nacional y titular del bloque FpV-PJ Agustín Rossi hizo oficial esta semana la presentación de un proyecto de derogación del decreto lanzado por el presidente y expresó que “el Congreso tiene derecho a decir que esas modificaciones no las comparte”, respecto de los puntos que Macri busca reformar en la actual legislación.