Barrio Malvinas, olvidado por Garro

Mientras cada lluvia inunda las calles y genera un barrial intransitable, los vecinos aseguran que desde el Municipio afirman que tienen todas las calles asfaltadas, pero sólo hay una.

326

Dentro de la localidad platense Melchor Romero, el barrio Malvinas es quizá uno de los más humildes y a la vez más postergados por la gestión del intendente Julio Garro. Estos días, con las constantes lluvias, el barrio que va de 33 a 36 y de 146 a 155 se vuelve un pantanal y deja en evidencia las falencias con las que viven día a día sus vecinos.

Compuesto en su mayoría por casas precarias y pequeñas casillas, entre las que se encuentran algunas copas de leche y merenderos, el Malvinas tiene sólo una calle asfaltada, maltrecha por el paso de los pocos vehículos que transitan el barrio. El resto se vuelve intransitable y complica profundamente a los vecinos.

“Nos dirigimos a la delegación que corresponde, que es Melchor Romero, y nos dijeron que no tienen ninguna solución para nosotros”, explicó Maxi, vecino del lugar, quien aseguró que el delegado Fabián Perunetti no les dio respuesta. “La mayoría no lo conocíamos al delegado. Donde vive él están bien, esta todo perfecto, pero se tendrían que hacer cargo de nosotros también”, agregó.

Con las lluvias de estos días, el barrio del oeste platense se vuelve intransitable. “No se puede salir, las calles están destrozadas”, sostuvo el vecino, quien detalló que no hay veredas y que, a raíz de la construcción de un gasoducto, alrededor de seis calles del barrio sufrieron la rotura de las pocas veredas, fundamentales si se tiene en cuenta que son las que van a la parada de micro más cercana. “Hasta ese problema tenemos también. No sabemos quién lo hizo, pero no se hace cargo nadie”, comentó Maxi.

Este panorama no solo dificulta la movilidad de los vecinos, sino que también los pone en peligro. Según detallaron, no ingresan las ambulancias, “ni siquiera un remís, tampoco los recolectores de basura”.

Desde el Malvinas sostiene que están cansados de reclamar al Municipio y no obtener soluciones. Según explicaron, autoridades de la gestión de Julio Garro “tienen un plano donde dice que el barrio está asfaltado”, algo que a todas luces es falsos si se recorre un poco el barrio que tiene la calle 35 como la única asfaltada. “Quisimos traer al delegado y no quiso bajar a ver”, explicaron los vecinos.

En este marco, el lunes se movilizarán a Obras Públicas de la ciudad para presentar petitorios con mejoras para el barrio, pidiendo concretamente que el mismo sea todo asfaltado y rechazando el “mejorado” que suele utilizar esta gestión como parche.