“Ninguna pyme cierra por juicios laborales, es una excusa para sacarle derechos a los trabajadores”

El titular de la filial bonaerense de APYME, Julián Moreno, cuestionó los dichos de Mauricio Macri en Santa Fe, donde sostuvo que el gobierno “combate a las mafias” y mencionó entre una de ellas a “la industria de los juicios laborales”. “Si hay una ‘industria del juicio’, está en crisis como las demás industrias”, dijo el exdiputado del FpV, Héctor Recalde.

226

Por Pablo Pellegrino

“Una de las cosas que también trabajamos, que no haya más prepotencias, que no haya más comportamientos mafiosos, porque eso significa que hay uno que se para en la mitad del camino y te dice ‘si querés pasar me tenés que pagar tanto’. ¿Y eso? le complica la vida a todos, hablando mal y pronto, le caga la vida a todos porque todos le tenemos que pagar a ese señor que no hace nada”, dijo el presidente Mauricio Macri durante una visita a un frigorífico de Santa Fe en el que volvió a hablar del supuesto combate que su gobierno hace de las “mafias”.

“Hay muchas de esas mafias que estamos atacando, y una es la industria de los juicios laborales, que pone especialmente en peligro a las pymes que son frágiles”, sostuvo el mandatario, y aprovechó para reprocharle al gobernador santafecino, Miguel Lifschitz, por no adherir a la ley de riesgos de trabajo que impulsó el macrismo el año pasado.

En junio del año pasado ya se había referido a la mafia de los juicios laborales y había acusado con displicencia al entonces diputado Héctor Recalde de conducir esa supuesta organización criminal. “Este grupo de estudios laboralistas -que por suerte son una minoría-, con un grupo de jueces minoritarios laboralistas conducidos por Recalde, le ha hecho mucho daño a la Argentina”, había dicho Macri en aquella oportunidad.

“Son expresiones de un empresario acostumbrado a tener trabajadores en negro, a no cumplir con las leyes, a tener conductas antisindicales y, en el caso personal que tiene conmigo, deduzco que su fobia tiene que ver con un juicio que le gané en el año 2000 al Correo Argentino por práctica antisindical y tuvo que pagar una suma de dinero importante”, le dijo a Contexto Recalde, y bromeó: “La ‘industria del juicio’ está en una crisis bastante grave”.

En ese sentido, el expresidente del bloque de diputados del FpV explicó que “la pérdida de empleo genera mucho miedo en el trabajador que está en actividad”, y eso genera que haya menos reclamos en la Justicia. “Tal es así que yo investigué y en la Justicia laboral de la Capital se iniciaron más o menos la mitad de los juicios que se hicieron el año pasado. O sea que si, hay un industria, está en crisis como las demás”, afirmó.

Por otro lado, se refirió también a los elogios que Mauricio Macri dedicó a la nueva regulación sobre riesgos de trabajo, y dijo que “el único resultado es dilatar los juicios laborales”. Según el exdiputado, la nueva norma genera un “doble calvario” para el trabajador, “porque, después de haber sufrido un infortunio, para que lo reparen tiene que someterse a las comisiones médicas, que son socios de las aseguradoras de riesgo de trabajo”. “Es el gran negocio de las aseguradoras que tratan a los trabajadores como una mercancía, como si la pierna de un trabajador fuera un guardabarro chocado”, concluyó Recalde.

El presidente de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME) delegación Buenos Aires, Julián Moreno, también cuestionó los dichos del presidente y afirmó: “No es un problema de este momento ni de esta coyuntura, ninguna pyme cierra por problemas de la ‘industria del juicio’”. “Ese discurso abre el juego para bajarle los derechos que se ganaron los trabajadores. Las pymes no tambaleamos por eso”, manifestó el dirigente, y explicó que las pymes pierden más pagando a las aseguradoras de riesgos de trabajo que por juicios.

Durante la visita al frigorífico santafecino, Mauricio Macri también destacó la quita de retenciones a las exportaciones de carne y analizó que cuanto más carne exporte la Argentina “más barato vamos a pagar el asado”. Sobre este punto, Moreno dijo que “el asado y los chinchulines van a ser más baratos, pero olvidate de comprar lomo, como en la época de la colonia, que carneaban el animal, nos dejaban la carne y se llevaban el cuero para exportar”, y consideró: “El cuento de la exportación suena muy lindo, las divisas que se generan son indispensables, pero no puede haber una política que lo único que promueva sea la exportación a costa de la destrucción del mercado interno”.