La desocupación llegó al 9%: “Esto es un claro resultado de las decisiones políticas de este gobierno”

La provincia de Buenos Aires fue afectada de manera especial en el último cuatrimestre y los sectores gremiales y empresariales observan el panorama con suma preocupación. Jóvenes y mujeres se destacaron entre los sectores más perjudicados de esta tendencia.

320

El INDEC reveló esta semana los números de empleo y desempleo en lo que va de 2018 y las cifras no son para nada alentadoras: desde el último cuatrimestre de 2017 al primer cuatrimestre de 2018, el desempleo subió de 7,2 a 9,1 puntos. El dato es resultado de la pérdida de 400.000 puestos de empleo este año, que eleva la cifra total a 1.8 millones de personas sin trabajo en Argentina.

Según la escala de desempleo por concentración urbana, en el Gran Buenos Aires el porcentaje de desocupados es de 11,3%; en Bahía Blanca, 9,8%; en el Gran La Plata, 7,8%; en Mar del Plata, 8,5%. En tanto, el distrito de Rawson-Trelew, con un registro del 12,5%, fue el más afectado, mientras que el de Viedma-Carmen de Patagones tuvo el más bajo, con 2,4% de su población sin empleo.

Cabe destacar que entre los segmentos sociales más afectados se distinguen las mujeres y los jóvenes de hasta veintinueve años. Según detalla el informe del INDEC, con respecto a la población desocupada “se observa que el 25,8% y el 25,5% de las personas desocupadas son mujeres y hombres de hasta 29 años, respectivamente; por su parte, el 23,3% y el 21,3% de los desocupados son mujeres y hombres de 30 a 64 años, respectivamente”.

En el balance, el ámbito del comercio es el sector donde más se sintió el golpe del desempleo, que llegó al 7,6%, seguido por la industria manufacturera, que escaló al 5% en el primer cuatrimestre de 2018. El perfil de trabajadores y trabajadoras más afectados se destaca entre los operarios del sector privado.

Las cifras difundidas por el INDEC contrastan con las definiciones de los ministros de Trabajo de nación y de provincia, que aseguraron en las últimas semanas que no se registran situaciones de “despidos masivos”.

Desde el sector gremial observan con preocupación esta tendencia que se replica en todos los campos del trabajo. El referente sindical de Telefónicos, Cristian Vander, dijo a Contexto: “Esto es claramente el resultado de decisiones políticas. En nuestra actividad, que tal vez no es tan visible, el 80% del trabajo es desviado al exterior del país. Un número lamentable”.

Cabe destacar que Vander además es concejal por Unidad Ciudadana en la Municipalidad de La Plata, distrito que el año pasado entró en el centro de discusión debido a su alto nivel de desocupación, según cifras oficiales, ubicado entre los principales con más desempleo en todo el país. Hacia octubre del año pasado, La Plata poseía un 10,2% de desempleo, equivalente a 41.000 personas. La cifra convirtió a la ciudad en el distrito de más de 500.000 habitantes con mayor cantidad de desocupados en todo el país.

“Esto es lo que ellos llaman ‘flexibilización laboral’; nosotros lo llamamos precarización y falta de gestión”, dijo el edil, y agregó: “Hace tiempo que decretamos el estado de alerta en nuestra región. Los números lo demuestran de manera lapidaria”.

Por su parte, el secretario general del gremio estatal ATE, Daniel Catalano, se refirió a las cifras publicadas por el INDEC y expresó: “Esta es la verdadera cara del gobierno que prometió pobreza cero. Crecen los despidos y suspensiones, cierran las pymes y volvemos al trueque”.

En esta línea también se pronunció el legislador nacional Agustín Rossi, quien definió la escalada de desempleo como la cara más cruel del ajuste”.