Denuncian un recorte de más de mil millones de pesos para el Hospital El Cruce

Se trata de un ajuste del 42% del presupuesto anual en 2018 que pone en riesgo el funcionamiento del establecimiento de alta complejidad. Casi un tercio del millar de trabajadores está en alerta y temen por sus puestos de trabajo.

529

Los trabajadores y trabajadoras del Hospital de Alta Complejidad El Cruce se encuentran en un delicado estado de alerta ante el inminente recorte del 42% del presupuesto anual para la institución. La cifra equivale a una rebaja de 1.105 millones de pesos y desde la cúpula directiva de la institución advirtieron a las diferentes áreas que “deberán generar ahorros para poder llegar a fin de año”.

Según anunciaron desde la Asociación de Profesionales del Hospital El Cruce, el nosocomio ubicado en Florencio Varela “necesita para su normal funcionamiento 2.574 millones de pesos, de los cuales 1.801 corresponde a Nación y 772 a Provincia”. Esta semana hubo una asamblea con más de 600 trabajadores -de los 1.500 totales- que temen por sus puestos de trabajo.

Damián Zamorano, trabajador de la institución y referente de la Asociación, dijo a Contexto: “Tomamos dimensión de esto cuando en una reunión del consejo administrativo del hospital informaron textualmente a los jefes de servicio del recorte, a la vez que pidieron que en cada área se realicen ‘ahorros’. Esto lo leímos como un claro llamado al ajuste no sólo en insumo y recursos, sino también en personal”. El trabajador del nosocomio agregó que el recorte “tiene que ver con un contexto de ajuste no sólo en Salud, sino también en Educación y en la Previsión Social”.

Al recorte presupuestario se suma la aplicación unilateral de la pauta salarial del 15% en tres cuotas, a contrapunto del reclamo de los trabajadores de un “aumento del 25% a junio, con cláusula de revisión en octubre”.

Con diez años de existencia, Hospital El Cruce es una institución relativamente nueva. En 2015 fue reconocido como el cuarto de mayor nivel en toda América Latina en varios niveles. La ubicación en plena zona del Cruce de Varela lo convirtió en un punto clave de acceso para los distritos aledaños de Berazategui, Quilmes y Florencia Varela.

En tanto, la reducción del presupuesto generó miedo de posibles despidos, en especial ante la presencia de más de doscientos trabajadores contratados, cuyo pase a planta permanente se suspendió a partir de febrero de este año. “Ellos van a ser los primeros afectados. Se suspendieron las recategorizaciones y los pases a planta. Eso va de la mano con el congelamiento de los salarios y el desaliento a que trabajadores, por ejemplo, de enfermería dejen de capacitarse para aumentar la jerarquía”, agregó Zamorano.

Desde la Asamblea expresaron que “somos trabajadores, vamos de la casa al trabajo y del trabajo a la casa”, en referencia al llamado a la comunidad que impulsa la campaña “SALVEMOS AL HOSPITAL EL CRUCE” y que realizará el próximo 28 de junio un abrazo solidario a las 11 de la mañana.

Los trabajadores ya expresaron la consigna de “no aceptar la resolución del presupuesto anunciada por las autoridades del hospital” y la organización de una comisión de referentes de la institución para llamar a una inmediata “audiencia con los ministros de Salud de la nación y de la provincia de Buenos Aires”.

En tanto, la semana próxima volverán a convocar desde la Asamblea en las inmediaciones del hospital para volver a hacer visible el reclamo ante la comunidad local.